Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
University of California
Division of Agriculture and Natural Resources

BLOGS

Latinos the only group in U.S. to experience increase in workplace deaths

Fatal work injuries dropped for every group except Latinos, who saw fatalities rise 7%. Among injured foreign-born workers, 42 percent were from Mexico.

Working conditions for Latino and immigrant workers have contributed to a rise in fatal work injuries, while on-the-job deaths dropped for every other group of American workers, according to preliminary 2013 figures released by the Bureau of Labor Statistics (BLS).

Deaths among Latinos rose 7 percent to 797, the highest total since 2008. (These numbers are usually revised upwards as more reports come in.) Fatal injuries dropped 6 percent among non-Hispanic white workers, 15 percent among non-Hispanic black workers, and 22 percent among non-Hispanic Asian workers. Of the 845 injuries involving foreign-born workers in 2013, 42 percent involved those born in Mexico.

Nadia Marin-Molina, a leader on the issue of worker rights for the National Day Laborer Organizing Network (NDLON), said many Latinos and immigrants work in industries that are more dangerous, like construction. The BLS backs this up, with 33 percent of workers in construction and natural resource extraction being Latinos. This figure has jumped nearly 10 percent in the last decade.

That's why Marin-Molina said more resources need to be dedicated to health and safety enforcement, noting that an ACLU study found it would take the Occupational Safety and Health Administration (OSHA) 139 years to visit every workplace in America. These shortcomings, she says, put Latinos and immigrants in danger.

“The kinds of hazards our members tend to see — if you work in a construction site, sometimes you're working without the most basic health and safety equipment,” she said. “Things like not having harnesses while working at great heights, not having hard hats or having old equipment. You might have a hard hat but it's really old or broken.”

Marin-Molina added that workers can breathe in dangerous dust with chemicals like silica, which was deemed a human lung carcinogen by OSHA.

“Employers don't provide masks or respirators. Workers will go to the 99-cent store, but those types of masks don't do anything. Or they wrap tissues around their face,” she said. “The worker is not supposed to do that, the employer is supposed to do that. They don't worry OSHA is going to appear, it's not part of the reality.”

Concerning foreign-born workers, Marin-Molina said the issue of immigration status is a huge determinant in whether workers are willing to stand up to their employer over dangerous conditions.

“With workers who are undocumented, employers use that as a tool against them to stop them from being able to speak out in any way,” she said. “But workers, documented or not, are viewed as expendable by contractors in these industries.”

More Latino workers died in 2013 than any other year on record, up from the all-time low of 707 in 2010. During this same time period overall deaths dropped from 4,690 to 4,405, an all-time low.

Source: Published originally on BuzzFeed News as Latinos the only group in U.S. to experience increase in workplace deaths, by Adrian Carrasquillo, October 8, 2014.

Posted on Monday, February 23, 2015 at 9:13 AM

¡A preparar un sabroso chili!

Obtenga una receta ganadora para preparar chili.
In English.

¿Le gustaría preparar un sabroso chili, pero quisiera una receta para que le saliera delicioso? Bueno, el Programa de Desarrollo Juvenil 4-H del condado de Solano sale al rescate.

Cada año, el Día de Habilidades del Proyecto 4-H del condado de Solano incluye un concurso para cocinar el mejor chili. Los equipos se inscriben, preparan su chili por adelantado y lo transportan en un olla de cocción lenta al lugar del evento (este año fue la secundaria C. A. Jacobs en Dixon). Ellos responden preguntas de los jueces quienes además prueban sus recetas, las califican y eligen al equipo ganador.

Este año, el ganador fue un equipo que ama los chiles y que usó cuatro tipos diferentes de ellos y el ingrediente secreto — amor.

El grupo, conformado por miembros del Club 4-H de Dixon Ridge, se inscribió en el Proyecto de Cocina al Aire Libre, escogió los chiles pasilla, serrano, Anaheim y morrón verde y exhibió los "especímenes" frente a su olla. 

Ellos dijeron que usaron guantes de doctor mientras preparaban el chili, para prevenir que el aceite de los chiles les tocara la piel.  Los jueces elogiaron el sabor y textura, su exhibición y entusiasmo.

Los jueces fueron Cutter Hicks, reportero del Dixon Tribune; Jim  Nessen de Dixon, quien trabaja en una compañía de información en Sacramento, and Kathy Keatley Garvey, empleada de la Universidad de California en Davis, voluntaria de mucho tiempo del programa 4-H y columnista de comida.

Valerie Williams, representante del programa 4-H del condado de Solano, dijo que la competencia de cocina les enseña a los participantes cómo hablar en público, así como a cocinar y destrezas de presentación.

“Hablar en público ha sido el pilar del Programa de Desarrollo Juvenil 4-H”, señaló la experta. “Hablar en público ha sido calificado como la destreza número uno entre los profesionales”. Los jóvenes que participan en el Día del Proyecto sobre Destrezas “desarrollan muchas habilidades de vida, incluyendo el hablar en público, la organización de ideas y la creación y uso de gráficas, lo cual ha resultado en un incremento de la autoestima y confianza”.

Cuatro fueron los equipos que participaron en la competencia anual. Los otros fueron:

  • Los Chileros, Club 4-H de Pleasants Valley, de Vacaville, conformado por Gracie O'Dell, Randy Marley y Justin Means
  • Chuck and the Three Frijolitos, Club 4-H de Pleasants Valley, conformado por Anna y Charlotte Kent y Sheridan Parks
  • Los Chili Dogs, Club 4-H de Suisun Valley, conformado por Xavier Copeland, Christopher Lang y Robert y Clairese Wright.

El equipo de Los Chileros utilizó carne de puerco y res y chiles rostizados en el fuego. Además le agregaron maíz para darle un toque del suroeste.

La receta del equipo Chuck and the Three Frijolitos optó por un guisado de carne de res y tres tipos de frijoles: pintos, negros y rojos.

Los principales ingredientes del equipo de los Chili Dogs fueron hot dogs y zanahorias. Cada uno de sus integrantes vistió una playera con la imagen y nombre de su perro. Ellos prepararon panecillos para acompañar su chili.

La receta ganadora:
Proyecto de cocina al aire libre
por Fallon y Quincy Decious y Brayden y Shaley Gish, Club 4-H de
Dixon Ridge, Proyecto de Cocina al Aire Libre del Condado.  

  • 2 libras de lomo de puerco, cortado en pedazos de media pulgada
  • 2 libras de carne de res molida
  • Aceite de oliva (el necesario para dorar la carne)
  • 2 latas de tomates, picados o en cubitos
  • 2 latas de frijoles, una de rojos y una de pintos, escurridos
  • 2 chiles pasilla
  • 2 chiles serranos
  • 2 chiles Anaheim
  • 2 morrones verdes
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • Agua, aproximadamente 1 taza
  • Fécula de maíz
  • Sazonador al gusto: caldo de carne, chile en polvo, comino molido, sal de ajo, pimienta negra, paprika

En una olla grande para caldo, dore la carne en el aceite de oliva. Agregue la carne molida y continúe cociendo a fuego alto algo hasta que la carne se dore, alrededor de 30 minutos. Agregue el agua y sazonadores y cueza durante otros 30 minutos. Agregue los tomates y frijoles. Reduzca el fuego y cueza por 30 minutos. Mientras que la mezcla se cuece a fuego lento, corte las cebollas y chiles en pedazos grandes y pique finamente los ajos. Agréguelos a la mezcla y siga cocinando hasta que el puerco se haya ablandado, alrededor de otros  30 a 45 minutos. Revise el sabor y agregue los sazonadores al gusto. Si lo necesita, espese el chili con la fécula de maíz.

Esta es otra receta que los jueces favorecieron por su sabor:
Los Chileros, 
por Randy Marley, Justin Means y Gracie O'Dell, del Club 4-H dePleasants Valley, Vacaville

  • 3 latas de 15 onzas de tomates.
  • 1 lata de 15 onzas de granos de maíz
  • 1 lata de 15 onzas de frijoles negros
  • 1 lata de 15 onzas de frijoles rojos
  • 1 lata de 6 onzas de pasta de tomate
  • 2 morrones verdes
  • 2 chiles pasilla
  • 1 a 2 chiles jalapeños, dependiendo del sabor
  • 2 chiles Anaheim
  • 2 cebollas
  • 1 a 4 ramitas de cilantro
  • 3 libras de steak
  • ½ libra de salchicha de puerco

  • 2 cucharadas de consomé de pollo
  • 1 cucharada de chile en polvo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharada de ajo picado
  • 1 paquete de cuatro onzas de especies para chili
  • Sal y pimienta al gusto

Los ingredientes pueden ser ajustados de acuerdo a su gusto, dijeron los creadores de este chili.

Dore la carne en un sartén y luego colóquela en la olla de cocción lenta. Corte las verduras y agréguelas a la olla. Agregue las especies, los tomates de lata y la pasta de tomate. Cocine a temperatura alta durante seis horas. Agregue el maíz y frijoles antes de los últimos 30 a 45 minutos.

El equipo ganador durante la competencia de chili de programa 4-H del condado de Solano inscritos en el Proyecto de Cocina al Aire Libre del condado. De izquierda a derecha se encuentran Quincy Decious, Fallon Decious, Shayley Gish y Braydon Gish. (Fotografía de Kathy Keatley Garvey).
Los jueces coincidieron en que el equipo de Los Chileros del Club 4-H de Pleasants Valley, Vacaville, prepararon un sabroso chili. De izquierda a derecha aparecen Justin Means, Randy Marley y Gracie O’Dell. (Fotografía de Kathy Keatley Garvey)

 

Posted on Wednesday, February 18, 2015 at 2:42 PM

Immigrant Youth Outcomes - Patterns by Generation and Race and Ethnicity

A report published by The Urban Institute  examines 40 indicators of well-being of immigrant and nonimmigrant youth. The purpose is to assess inequalities between immigrant and nonimmigrant youth, and to trace the progress of immigrant youth across generations. The report presents outcomes for all immigrant and nonimmigrant youth and then breaks out findings for Latinos and for Asians, Hawaiians, and Pacific Islanders. To present a broad picture of achievement, this report covers a wide range of outcomes pertaining to demography, geography, education, work, disconnectedness, income, health, use of technology, and civic engagement.

Some of the findings:

In almost all outcomes examined, the second generation ranks better than the first. For most outcomes examined, immigrant youth become more similar to nonimmigrants across generations. Sometimes this means improvement, such as an increased share of registered voters; other times it means deterioration, such as an increased share of smokers across generations. However, inequalities between immigrants and nonimmigrants often persist and even grow by the third generation.

  • There is rapid assimilation in the demographic outcomes of marital status, position of the youth within the household, and having a child by age 22. In these outcomes, statistical differences between immigrant and nonimmigrant youth disappear by the second generation.
  • Latinos who come to the United States as teenagers are unlikely to be attending school. Among 16- to 22-year-old, first-generation Latinos in 2012 and 2013 who came to the United States when they were 13 to 15, only about 40 percent were attending school at the time of the survey.
  • The second generation in college is more likely than nonimmigrants to attend two-year college institutions and to attend college part time.
  • Immigrant youth have higher wages and work more hours than nonimmigrant youth.
  • Disconnectedness from work and school is more of a problem among first-generation young women than among other groups. First-generation young women are 1.73 times as likely as nonimmigrant young women to neither attend school nor work. There is no difference among young men.
  • Immigrant youth are more likely to live in households with incomes at or below $40,000, to be enrolled in the Supplemental Nutritional Assistance Program (SNAP), and to live in households with low or very low food security.
  • Immigrant youth are less likely to smoke cigarettes but are in poorer health than nonimmigrant youth.
  • Immigrant youth are civically disengaged. Examination of civic engagement outcomes show disconnectedness from neighbors, communities, institutions, and the voting process among immigrant youth compared with nonimmigrant youth. An extreme finding is that only10 percent of all first-generation immigrants ages 18 to 24 voted in the 2010 and 2012 national elections compared with the 32 percent voting rate of nonimmigrant youth.
  • Immigrant youth have less access to computers and the Internet than nonimmigrant youth.

The largest inequalities between second-generation and nonimmigrant youth are in the following outcomes:

  • The second generation is over five times as likely as nonimmigrants to reside in California, Florida, New York, and Texas.
  • The second generation is 1.55 times as likely as nonimmigrants to attend a two-year versus a four-year college.
  • The second generation is 0.66 times as likely as nonimmigrants to attend college full time.
  • The second generation is 1.8 times as likely as nonimmigrants to search for work through family and friends.
  • The second generation is 0.74 times as likely as nonimmigrants to be in good or excellent health.
  • The second generation is 0.37 times as likely as nonimmigrants to smoke cigarettes.
  • Immigrant youth are 0.77 times as likely as nonimmigrants to do volunteer work and to be registered to vote.

A disturbing finding is the often uncovered U-turn of third-generation Latinos. After progress from first to second generation, there are retreats in outcomes, such as voter participation, school attendance, educational attainment, trust in institutions, trust and interchanges with neighbors, and disconnectedness from work and school. Whether these patterns prevail for third-generation Latinos or are the result of ethnic self-identification need further exploration. It is still accurate to say, however, that most third-generation youth who identify as Latino are doing poorly in many indicators of well-being compared with nonimmigrants and second-generation Latinos.

Source: The Urban Institute, Immigrant Youth Outcomes - Patterns by Generation and Race and Ethnicity by María E. Enchautegui, September 2014.

Posted on Wednesday, February 18, 2015 at 9:48 AM

Las nuevas tendencias del Día de San Valentín son buenas para los niños

In English.

Día de San Valentín del año pasado, Nick Spezzano (el hijo de Terri, con la camisa blanca) comiendo verduras y frutas frescas con sus compañeros en la escuela.
En algún punto de las décadas pasadas, la celebración del Día de San Valentín en las escuelas primarias dejó de ser un simple intercambio de tarjetas con expresiones de amistad y cariño y se convirtiío en un festín de dulces.

Pero ahora, con toda la atención puesta en la crisis de la obesidad y el creciente número de casos de diabetes infantil tipo 2, las cosas están cambiando. Muchos distritos escolares han empezado a poner límites a las fiestas que se hacen en las aulas y los maestros están pidiendo a los padres de familia que lleven botanas saludables.

Terri Spezzano, asesora de nutrición, familia y ciencias del consumidor de Extensión Cooperativa de la Universidad de California (UCCE) y madre de dos niños en edad escolar, está encantada por este giro radical. Ella se ha dado cuenta que con un poco de creatividad, las fiestas saludables del Día de San Valentín pueden ser igual de divertidas para los niños.

“El año pasado, llevé fresas al salón de mi hijo. En California podemos conseguir fresas locales durante casi todo el año”, dijo Spezzano. “Las fresas son siempre un gran éxito entre los niños. Son divertidas y su forma se parece un poquito a un corazón”.

Spezzano, quien también es directora de UCCE en el condado de Stanislaus, supervisa un grupo de diez educadores de nutrición en los condados de Stanislaus y Merced; ellas visitan con regularidad las aulas para enseñar a los niños a elegir alimentos saludables.

“Alrededor del Día de San Valentín, preparan batidos de fresa porque tienen un color rosa y son deliciosos”, señaló Spezzano.

Spezzano le sugiere a los padres que, antes de llevar golosinas a las escuelas para el Día de San Valentín, hablen con los maestros. Aún cuando el distrito escolar permita llevar dulces de corazones, pastelitos, ponche de fruta y chocolates, tal vez a la maestra no le guste la idea.

“A mí no me gustaría enseñar a una clase llena de niños que están hasta el tope con azúcar”, manifestó Spezzano.

Spezzano promueve fiestas escolares saludables, pero no se opone a que se permita a los niños disfrutar de algunas golosinas azucaradas.

“No quiero decirle a los niños ‘No pueden comer azúcar'”, indicó la experta. “Eso puede llevarlos a comerlos a escondidas y compulsivamente, y allí es donde vemos más problemas de obesidad”.

Spezzano ofreció las siguientes sugerencias para hacer de este Día de San Valentín una fiesta saludable y divertida.

  • Comparta sentimientos agradables como regalos de San Valentín. (Photo: Jessica Christman, Factory Direct Craft Blog.)
    Regale lápices y borradores de San Valentín. “Están disponibles en las tiendas de dólar a muy buen precio”, dijo Spezzano.
  • Ofrézcales cajitas de pasas.
  • Como obsequio especial regale las pasas “agrias”.
  • Sirva pizzas en forma de corazón que ofrecen algunas pizzerías desde mediados de febrero. Asegúrese de escoger ingredientes saludables como chile morrón, tomates, cebollas y champiñones, en lugar de las pizzas para los “amantes de la carne” o las que llevan el doble de queso.
  • Corte fruta, quesos o sándwiches en forma de corazón usando un cortador para galletas.
  • No tenga miedo de regresar a “lo antiguo” y dejar que los niños intercambien tarjetitas de San Valentín con un bonito mensaje, sin necesidad de incluir dulces.
Posted on Thursday, February 12, 2015 at 8:19 AM

Los sistemas alimentarios sustentables dependen de plantas saludables

In English.

Hojas con manchas. Raíces podridas. Madera seca. La Madre Naturaleza ofrece un fascinante y colorido telón de fondo con pistas para rastrear a los asesinos microscópicos. Muy parecido a cualquier misterio médico, los expertos son llamados para hacer un diagnóstico o identificar una enfermedad a partir de sus síntomas y recomendar estrategias para prevenir un mayor daño o la pérdida de plantas saludables.

Un ejemplo de fuego bacteriano en una manzana.
En el mundo de los misterios científicos de los cultivos, la fitopatología resuelve el delito. Entre los sospechosos usuales se encuentran la bacteria, hongos y virus.

Los humanos y animales dependen de las plantas para su suministro alimentario y al final de cuentas para su sobrevivencia. Cuando las enfermedades amenazan a los cultivos, el suministro alimentario de alta calidad y bajo costo corre peligro. Para los productores, las enfermedades vegetales pueden llegar a reducir la producción del cultivo. Para los consumidores, la reducción en la producción de cultivos puede incrementar los precios de los alimentos. La investigación acerca de la fitopatología tiene enormes implicaciones para  un suministro alimentario sustentable.

Florent Trouillas, quien fue nombrado el año pasado especialista de Extensión Cooperativa de la UC en el Departamento de fitopatologíade la UC Davis y del Centro Kearney de Investigación y Extensión Agrícola (Kearney Agricultural Research and Extension Center), explica lo que más preocupa a los cultivadores.

"Una vez que identificamos al agente causal de una enfermedad, los productores continúan teniendo una pregunta clave. Lo que ellos realmente quieren es saber cómo pueden controlar la enfermedad y prevenir que se extienda a nuevas plantas saludables. Ellos buscan soluciones en la Universidad de California", manifestó Trouillas.

Una crisis en la producción de alimentos puede también tener un impacto en otras áreas de la sociedad. De hecho, la historia está llena de ejemplos de cómo las enfermedades de las plantas influyen en las economías, medioambientes y sociedades humanas.

Trouillas cita uno de los ejemplos más conocidos en la fitopatología: la Gran Hambruna. Millones de inmigrantes irlandeses se trasladaron a los Estados Unidos a mitad del siglo 19 después de que una terrible plaga de la papa  azotó Irlanda con una época grande de hambre. Experimentos realizados en 1861 por Anton deBary, considerado como uno de los fundadores de la fitopatología, comprobó que la plaga la causó un hongo, que hoy en día conocemos como oomycete. Esta enfermedad vegetal tuvo un impacto directo en la sociedad irlandesa con una ola de inmigración subsecuente en Estados Unidos.

Los granjeros de papas pasan hambre después de que un hongo atacó sus cultivos.
Otra ilustración histórica de la investigación de la patología vegetal ocurrió en 1920. Los árboles más comunes al principio del siglo en los bosques de Estados Unidos eran los majestuosos castaños americanos. Este árbol generaba un ingreso para los humanos y la industria maderera, servía como fuente alimentaria para personas y animales y proveía un hábitat para los animales silvestres. Entonces los árboles empezaron a secarse y para finales de la década de los 20, se habían convertido en el primer árbol en tiempos modernos a punto de extinción. Para entonces, los fitopatólogos eran expertos en identificar enfermedades de las plantas e identificaron al hongo Cryphonectria parasitica como la causa de la plaga del castaño. Al haber prevenido la extinción de una especie crucial, la fitopatología tuvo un impacto directo en la economía y el medioambiente.

Otros brotes recientes de enfermedades de plantas en los Estados Unidos que han involucrado a la fitopatología incluyen la muerte súbita del roble con efectos devastadores en los bosques de California y Oregón, el chancro resinoso causó la muerte a especies nativas de pinos en California y el chancro de los cítricos en Florida, dejando un enorme impacto económico en la industria.

Los veterinarios tratan las enfermedades en animales y los médicos en los humanos. Trouillas describe el papel de los fitopatólogos en términos similares. “Nosotros estudiamos la patología de los sistemas vegetales. Los fitopatólogos tratan a la plantas".

Las plantas saludables garantizan una fuente de alimentos sustentable y un hábitat para muchos otros organismos, incluyendo las especies humanas.

Posted on Wednesday, February 11, 2015 at 10:55 AM

Next 5 stories | Last story

Webmaster Email: jewarnert@ucanr.edu