Hero Image

Cómo proteger su vivienda del voraz ataque de las llamas

Al observar el panorama dejado por los fuertes incendios de maleza, pareciera que las llamas avanzaron saltando caprichosamente por los vecindarios, dejando tras de si algunas casas intactas a lado de otras que fueron reducidas a escombros y cenizas. Los científicos de la Universidad de California han descubierto que este panorama tan familiar no es algo que sucede al azar.

"Usted puede hacer mucho para proteger su hogar contra un incendio de maleza", dijo Stephen Quarles, especialista en durabilidad de la madera con Extensión Cooperativa de la Universidad de California.

Con la información adecuada y con un poco de planeamiento y mantenimiento, los dueños de viviendas pueden aumentar las probabilidades de que sus residencias permanezcan en pie después de un incendio de maleza.

“Durante una incendio forestal, las brasas ardientes pueden caer como lluvia sobre un vecindario durante horas antes de que, en un tiempo relativamente corto – algunas veces no más de unos pocos minutos – las llamas empiecen a arder junto a su casa”, manifestó Quarles. “Después de muchos años de observar la situación después de los incendios y de poner a prueba materiales de construcción resistentes al fuego, ahora podemos entender mucho mejor lo que pasa”.

A partir del 2008 se requerirá que la construcción de nuevos edificios incluya mejores medidas de seguridad contra incendios. Las nuevas directrices para construir en áreas bajo la jurisdicción del estado entran en vigor el 1 de enero, y en zonas propensas a los incendios que están bajo jurisdicción local, el 1 de julio.

Estas leyes se aplican a nuevas construcciones solamente y se supone que muchas de las casas que serán reconstruidas tras los devastadores fuegos del Sur de California del otoño del 2007 adoptarán estas provisiones, pero Quarles indicó que los dueños de casas existentes podrían considerar hacer cambios a su propiedad para mejorar su resistencia al fuego.

Seis áreas de prioridad para proteger viviendas existentes

Quarles ha identificado cuatro zonas de prioridad para hacer cambios a casas que se encuentran en zonas de alto riesgo de incendios. El experto sugiere que los dueños de casa empiecen por el techo, la parte más vulnerable de una casa durante un incendio y, luego continúen en el siguiente orden: las rejillas de ventilación, la vegetación, las ventanas, las terrazas y el revestimiento de las paredes.

Los techos no combustibles y a prueba de combustión “Clase A” – como el de teja de concreto y de asfalto sintético – son la norma en California como resultado de las leyes aprobadas a finales de la década de los 90 que requerían que los techos de todas las casas nuevas y los que fueran reemplazados en zonas de alto riesgo de incendios fueran de los clasificados Clase A. Sin embargo, todavía existen muchas casas antiguas que no cuentan con este tipo de techos.

“La importancia del material que recubre el techo no puede ser ignorada”, indicó Quarles. “Si no lo ha hecho todavía, su primera prioridad debería ser actualizarlo a un techo Clase A”.

Sin embargo, instó a no parar allí. Debido a que el techo y el revestimiento de las paredes son las estructuras principales de una casa, muchos propietarios sienten un falso sentido de seguridad cuando instalan techos y revestimientos no combustibles.

"Cuando observo los daños después de un incendio, lo que más me impresiona es ver la vasta cantidad de material no combustible que yace en el piso”, dijo Quarles. “Eso indica claramente que los esfuerzos de protección contra fuegos que muchos piensan que no son tan importantes como el techo o el revestimiento de las paredes, son de vital importancia. Hay mucho más por hacer”.

Evite que el fuego entre por las rejillas de ventilación

La segunda prioridad en la lista de Quarles son las rejillas de ventilación. La mayoría de los códigos de construcción requieren que se instalen rejillas de ventilación en los espacios que se dejan debajo de las casas o en los áticos para prevenir que se acumule la humedad, lo cual puede fomentar el desarrollo de moho y producir deterioro.

“Sabemos que las rejillas de ventilación representan un punto de acceso fácil para las llamas y brasas”, manifestó Quarles. “Las brasas que se cuelan a través de las rejillas del ático pueden incendiar basura y objetos almacenados allí y subsecuentemente los materiales de construcción, prendiendo fuego a la casa desde su interior”.

La mayoría de los códigos de construcción requieren que las rejillas de ventilación estén cubiertas por una malla metálica con orificios de ¼ de pulgada para minimizar la posibilidad de obstrucción y reducción en la circulación de aire.

“Una malla metálica de un cuarto de pulgada no puede detener las brasas y las llamas”, afirmó Quarles. “Este es un ejemplo del desacuerdo que existe entre funcionarios de construcción y los bomberos en torno a las preferencias sobre los códigos de construcción. Las mallas con orificios más pequeños serían más eficaces para detener las llamas y las brasas, pero también tienden a taparse con mayor facilidad”.

La importancia que tienen las rejillas de ventilación para resistir las llamas de incendios de maleza está llevando a innovaciones en la materia, entre ellas: el diseño de rejillas especialmente hechas para limitar la intrusión de brasas, al mismo tiempo que permiten suficiente circulación de aire para una buena ventilación; y diseños de construcción y procedimientos que prevengan problemas relacionados con la humedad en áticos que no cuenten con ventilación.

Quarles sugiere a los dueños de casa que revisen frecuentemente las rejillas de ventilación para asegurarse de que no haya basura acumulada, incluyendo agujas de pinos y hojas secas las cuales son muy combustibles. Para mayor protección, los propietarios pueden fabricar cubiertas para las rejillas con madera contrachapada u otro material sólido que puedan instalar rápidamente cuando se aproxime un incendio de maleza.

La vegetación puede trabajar en contra y a favor suyo

Luego, evalúe la vegetación, la cual puede ser perjudicial y beneficiosa en cuanto a protección contra el fuego. Las plantas que se hallan cerca de la casa, bajo los aleros, en rincones y cerca de las ventanas pueden convertirse en un serio riesgo de incendio; por otra parte,los árboles y arbustos que se encuentran alejados pueden servir como una barrera para proteger contra la radiación, el calor de convección y las brasas que son empujadas por el viento.

“Los árboles han adquirido una mala reputación por el peligro que presentan de propagar el fuego en la copa, pero muy pocas veces eso representa un riesgo para las estructuras”, mencionó Quarles.
Además de la ubicación de las plantas, Quarles sugiere prestar atención especial a la resistencia innata que las plantas tienen contra el fuego. Los enebros y cedros de denso follaje, por ejemplo, pueden resultar ser una mala selección. Opte por plantas con troncos largos y hojas suculentas para las zonas cercanas a su casa.

Según Puarles, entre más pequeña sea la planta, mejor; especialmente las que siembre cerca de las ventanas y en sitios de la casa diseñados para darle un toque arquitectónico especial, como en esquinas protegidas, donde el calor se acumula más rápidamente que en lados abiertos. El experto hace hincapié en que las plantas deben recibir un mantenimiento adecuado.

“Todas las plantas que estén cerca de la casa se deben podar, regar con regularidad y quitarle las hojas y ramas secas, así como lo que se haya podido acumular en el suelo”, dijo Quarles.

Cuidar con esmero el jardín y la vegetación nativa es también un aspecto importante a la hora de establecer una zona de contención alrededor de la vivienda. Los expertos sugieren que se deje una zona de defensa de 30 a 50 pies alrededor de la casa, con poca o nada de vegetación combustible, vegetación muerta o desechos inflamables.

Las ventanas son una parte vulnerable en una casa ubicada en una zona de alto riesgo de incendios

La siguiente prioridad deben ser las ventanas. Investigaciones previas han demostrado que el factor más importante para determinar la vulnerabilidad de las ventanas durante un incendio de maleza, es el vidrio, no el marco.

“Es buena idea instalar ventanas con doble cristal de vidrio templado o tensionado”, dijo Quarles. “Con las ventanas de doble vidrio, el cristal exterior protege al interior. El vidrio interior se calienta más lenta y uniformemente y, por ende, podría no quebrarse a pesar de que el cristal exterior si se quiebre”.

El vidrio templado es mucho más resistente que el vidrio regular, así que proporciona más protección contra quebraduras. Las nuevas disposiciones en el código de construcción que entra en vigor en el 2008 requieren que por lo menos uno de los cristales sea de vidrio templado. Ya que el estilo o tipo de marco no hace mucha diferencia durante un incendio, se puede seleccionar en base al costo, apariencia, eficiencia energética u otros factores.

Como en el caso de las rejillas de ventilación, los propietarios de casa pueden fabricar cubiertas para las ventanas con madera enchapada de ¾ de pulgada u otro material resistente al fuego. Córtelas a la medida y márquelas claramente para que pueda identificarlas e instalarlas rápidamente sobre las ventanas antes de evacuar su casa en caso de un incendio de maleza.

Las terrazas y el revestimiento de paredes son las dos últimas prioridades para hacer su casa resistente a incendios de maleza

Las terrazas también merecen atención cuando se trata de reducir los riesgos de incendios. Una terraza en llamas pone en peligro muchas partes de la estructura y, muchas veces, la terraza se encuentra contigua a ventanas grandes o puertas corredizas. El calor que genera una terraza en llamas puede romper los vidrios y permitir que el fuego se desplace hacia el interior de la casa destruyéndola.

“En general, entre más gruesos sean los tablones de la terraza, mayor la protección. Los tablones que son de una pulgada o menos de grosor liberan calor mucho más rápidamente y representan un riesgo mayor”, indicó Quarles. “Preste atención al espacio que hay entre los tablones y entre la casa y la terraza. En estos lugares se pueden acumular desechos y basura combustible, y las brasas que arrastra el viento pueden caer allí y empezar a arder”.

Quarles reconoce que reemplazar los tablones de una terraza puede ser costoso, pero también señala que “puede ser una de las mejores inversiones que usted haga”.

Para reemplazar los tablones, tome en cuenta los materiales – plástico, madera mexclada con plástico, madera tratada con retardador de fuego para uso exterior y madera regular – que satisfacen los requisitos del proceso de prueba aprobados por la oficina del Jefe de Bomberos del Estado de California.

“Hay una gran cantidad de productos de materiales mezclados o agregados en el mercado. Durante pruebas contra fuego realizadas hace unos años, algunos mostraron una resistencia igual a la madera sólida, pero ninguno fue mejor”, indicó Quarles.

El experto dijo que anticipa que nuevos productos para terrazas salgan al mercado una vez que los nuevos códigos de construcción entren en vigor en el 2008. Por ahora, los nuevos materiales para terrazas que reúnen los requisitos del nuevo código, no están aún disponibles al público, pero lo estarán muy pronto.

La prioridad número seis es el revestimiento de las paredes. En algunos estudios de investigación, el recubrimiento de calidad – el cual se instala debajo del revestimiento – fue algo clave en la protección de los soportes de la casa. Hay una gran variedad de materiales de revestimiento no combustibles que se pueden instalar sobre el recubrimiento, como el estuco y fibrocemento. El revestimiento combustible – como los paneles de madera y tablones de madera solapada – se debe inspeccionar cuidadosamente cada año para ver que no tenga huecos, asegurándose de rellenarlos con masilla de buena calidad para prevenir que las brasas calientes se introduzcan y empiecen a arder.

Además de estas seis prioridades, Hay otras partes de la vivienda en las que pueden tomarse precauciones para mantener la casa segura durante un incendio: las bardas, garaje y las canaletas. Para información detallada sobre las áreas de prioridad para la protección contra incendios y muchos otros temas, vea la guía de Quarles para la Mitigación de Incendios de Maleza, en el sitio Web http://groups.ucanr.org/HWMG/index.cfm de la Extensión Cooperativa de la Universidad de California. Visite también el sitio del Centro de Investigación y Educación de Incendios de la UC, http://firecenter.berkeley.edu/, y la página interactiva Wildfire Zone con información sobre los pasos a tomar antes, durante y después de un incendio,  http://www.wildfirezone.org/