Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
University of California
Division of Agriculture and Natural Resources

ESPAÑOL

Los cambios en el azúcar de la leche materna influyen en la salud y crecimiento del bebé

In English.

Cuando se trata de mamás lactantes y sus bebés, una distinguida red de causas y efectos conectan al clima, leche materna, microbios intestinales y salud del infante.

Esa red fue claramente ilustrada por un estudio recientemente publicado en el que participaron 33 mujeres y sus bebés en la nación de Gambia, en África Occidental. El equipo de investigación, que incluye a científicos de UC Davis y Agricultura y Recursos Naturales de la UC descubrió que los azúcares complejos presentes en la leche materna llamados oligosacáridos ayudaron a proteger a los bebés lactantes de enfermedades y también influyeron en la mezcla de microbios en sus intestinos.

Los investigadores también mostraron que los cambios en la disponibilidad de alimentos de una estación a otra afecta la composición de la leche materna y la calidad protectora del microbioma intestinal de los bebés. Y esos cambios, a su vez, tienen un impacto en la salud y crecimiento de los infantes lactantes.

La investigación de la UC en Gambia reveló cambios en las características de la leche materna durante las dos diferentes estaciones del país – cuando el suministro de alimentos difiere significativamente. (Fotografía: Wikimedia Commons)

La composición de los azúcares de la leche materna y la salud infantil

Los oligosacáridos ocurren abundantemente en la forma de más de 200 diferentes estructuras químicas en la leche materna. Se ha sabido que algunas veces estos azúcares complejos contribuyen a la salud del infante apoyando el crecimiento de la bacteria benéfica en los intestinos de los bebés. Y esta bacteria intestinal ha demostrado jugar un papel importante en el combate a enfermedades infecciosas.

Pero se conocía muy poco en torno a que los cambios en la composición de los azúcares de la leche maternal podrían afectar la salud y crecimiento de los infantes, especialmente aquellos que viven en áreas donde las tasas de infección son altas.

Para explorar esa relación, los investigadores monitorearon la composición de los oligosacáridos en la leche materna y analizaron el microbioma de los infantes a las cuatro, dieciséis y veinte semanas de haber nacido. Luego analizaron la información en busca de posibles relaciones con la salud y crecimiento de los bebés y el estado de su microbioma intestinal.

Descubrieron que dos de los oligosacáridos, lacto-N-fucopentaose y 3′-sialyllactose, tienen una relación directa con la salud y crecimiento de los bebés. Altos niveles del primero fueron asociados con una reducción en las enfermedades infantiles y una mejora en el crecimiento basado en la estatura de acuerdo a la edad, mientras que el último probó ser un buen indicador del crecimiento infantil, medido por el peso de acuerdo a la edad.

“Nuestros hallazgos aportan evidencia que algunos oligosacáridos específicos de la leche humana pueden alterar la composición de la leche materna, incrementado su nivel de protección contra las infecciones y permitiéndole al infante invertir energía en su crecimiento en lugar de tener que combatir las enfermedades”, dijo Angela Zivkovic, autora correspondiente del estudio y profesora asistente de nutrición en UC Davis.

La influencia de las estaciones húmeda y seca

Los investigadores también tenían la curiosidad acerca de cómo los cambios de las estaciones del año en la disponibilidad de alimentos, lo cual impacta significativamente la dieta de las madres, podría reflejarse en la composición de la leche materna y la salud del infante.

Gambia cuenta con dos estaciones diferentes, la húmeda, de julio a octubre y la seca, de noviembre a junio.

La estación húmeda también conocida como estación del “hambre” porque es la temporada del año en la que tienden a disminuir los suministros alimentarios, se incrementan las tasas de infección y el trabajo agrícola se incrementa a lo máximo. En contraste, la estación seca o de “cosecha” se caracteriza por una abundancia de suministros alimentarios, así como el más alto almacenamiento de energía y menor número de enfermedades entre la población local.

Los investigadores descubrieron que las madres que amamantan durante la temporada húmeda o de “hambre” producen significativamente menos oligosacáridos en su leche que aquellas que amamantan en la estación seca.

Al examinar la composición del microbioma intestinal de los infantes, los investigadores notaron que la mayoría de la bacteria correspondía al género de Bifidobacteria. También descubrieron que los mayores niveles de la bacteria Dialister y Prevotella iban acompañados de menores niveles de infección.

Además, los niveles más altos de la bacteria Bacteroides estaban presentes en los intestinos de los infantes que presentaban niveles anormales de “calprotectina” – un bio marcador asociado a infecciones intestinales.

“Estamos muy interesados en saber cuáles factores dietéticos específicos influyen en la composición de los oligosacáridos de la leche materna”, indicó Zivkovic. “Si no podemos encontrar los mecanismos que cambian la composición de los azúcares de la leche materna, podríamos contar con un nuevo enfoque para modificar el microbioma de los infantes y en definitiva influenciar la salud y vigor del bebé lactante”.

El estudio realizado por Zivkovic y sus colegas aparece en línea en el diario Scientific Reports. La investigación es parte de un proyecto de largo plazo e interdisciplinario de la UC Davis acerca del análisis de la leche y su papel en la nutrición.

Los fondos para el estudio fueron aportados por los Institutos Nacionales para la Salud, el Consejo para la Investigación Médica del Reino Unido, la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Alfred P. Sloan y la Cátedra Patrocinada Peter J. Shields para la Ciencia de los Alimentos Lácteos de la UC Davis.

Posted on Wednesday, February 15, 2017 at 10:15 AM
  • Author: Pat Bailey. Adaptado al español por Leticia Irigoyen.

Un súper tazón de chili: algo de que alardear

In English.

¡La vida es un tazón lleno de… no, de cerezas no!

¡De chili!

Y mejor si está hecho con pollo.

Cuando los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Halcones de Atlanta se enfrenten en el Súper Tazón el próximo domingo 5 de febrero en Houston, lo más probable es que volarán plumas y los fanáticos del futbol americano caigan en parvada sobre los tazones rebosantes de chili.

Todos los aficionados al chili cuentan con sus recetas favoritas, pero el chili blanco probó ser la alternativa más popular contra el chili rojo durante el Concurso Anual de Preparación de Chili de 4-H llevado a cabo el pasado 14 de enero en la Iglesia Community Presbyterian de Vallejo.

El equipo ganador, Lil' Peppers, el Club 4-H de Pleasants Valley, Vacaville. De izquierda a derecha aparecen Maleah y Elijah Desmarais y Jessie Means. A la extrema derecha se encuentra su asesora, Marlene Means. (Fotografía por: Kathy Keatley Garvey)

El equipo Lil' Peppers — formado por tres miembros del club 4-H de Pleasants Valley, Vacaville — se llevó a casa el máximo galardón por su “Chile blanco con crema de aguacate”. Fue como haberles puesto alas a las gorras de los chefs Jessie Means y Elijah Desmarais y a su hermana Maleah Desmarais. Asesorados por su lideresa culinaria Marlene Means, los chicos prepararon el platillo en casa y lo llevaron al concurso en una olla de cocción lenta y se dispusieron a responder a una serie de preguntas del panel de cuatro jueces.

Ellos basaron su participación en una receta de la revista Cooking Light, pero agregaron agave para adaptarla a su gusto (reconocieron que no son parciales respecto a un ingrediente, el chile serrano). También substituyeron una lata de frijoles blancos por 15 onzas de garbanzos sin sal.

El concurso de cocina, que atrajo a un total de cinco equipos, fue parte del Día del Proyecto de Destrezas de 4-H del condado de Solano, un evento que brinda a los jóvenes la oportunidad de mostrar lo que han aprendido en sus respectivos proyectos y pulir sus habilidades de exhibición y presentación. El día culminó con la competencia culinaria.

Miembros del Club 4-H de Pleasants Valley, Vacaville, esperan a los jueces. De izquierda a derecha aparecen Brayden Gish, Justin Means, Maya Prunty y Shayley Gish. Ellos prepararon la receta de chili favorita el "Duke": John Wayne. (Fotografía por: Kathy Keatley Garvey)

“El concurso de chili continúa siendo un gran atractivo durante el Día del Proyecto de Destrezas”, dijo la representante del programa 4-H del condado de Solano, Valerie Williams. “A través de su participación, los miembros de los equipos de 4-H desarrollan destrezas de vida como de la organización, toma de decisiones y comunicación. Sin pasar por alto que los miembros de los clubes también obtienen conocimientos prácticos sobre medidas de seguridad en la cocina, preparación de alimentos y nutrición, al mismo tiempo que están creando sus propias recetas de chili”. 

Los jueces de la competencia de chili — John Vásquez Jr. de Vacaville y Skip Thomson de Dixon, ambos miembros de la Junta de Supervisores del condado de Solano y sus compañeros y amantes del chili Robert Reed de Benicia y Will Cant de Vallejo — dijeron haber disfrutado de todos los platillos, pero especialmente del chili de pollo. Se sirvieron dos veces.

“Estaba muy bueno”, señaló Vásquez, veterano juez de concursos de preparación de comida, elogiando la mezcla de sabores y la capacidad de los chefs.

La coordinadora Connie Reid, del Club Sherwood Forrest de Vallejo, acompañó a los jueces a cada mesa, donde los miembros de 4-H se presentaron y hablaron sobre el chili que prepararon, sus ingredientes, preparación y resultado.

Las Chili Girls, del Club 4-H de Sherwood Forest, Vallejo, vestidas como pingüinos, esperan a los jueces. De izquierda a derecha aparecen Julietta Wynholds, Selah Deuz, Celeste Harrison y Hanna Stephens. (Fotografía por: Kathy Keatley Garvey)

El proyecto de Lil' Peppers' empezó cuando Jessie Means mostró su interés por participar en el concurso culinario. Le pidió ayuda a su madre y lideresa de cocina de 4-H, Marlene Means y luego reclutó a Elijah y Maleah Desmarais.

¿Qué preparar? En casi todas las competencias los equipos preparan chili rojo. El equipo Lil' Peppers se decidió por el chili blanco, hecho con pollo y puerco en lugar de carne de res.

Para la competencia lucieron delantales azules con aplicaciones de chiles, hechos por Jessie. La decoración fue sencilla: un mantel negro adornado con algunos chiles.

Fue una excelente experiencia de aprendizaje, indicó Marlene Means.

“El equipo aprendió a leer y seguir la receta", dijo Means. "Aunque tuvieron unos momentos llorosos — al cortar las cebollas. Tuvieron mucho cuidado al trabajar con los chiles. Los tres trabajaron muy duro”.

Cuando los miembros de 4-H probaron su producto final, decidieron que estaba "¡un poquito picante!”, así que le agregaron una cucharada de agave.

El juez John Vásquez Jr., (a la derecha) habla con las Lil' Peppers. De izquierda a derecha se encuentran Elijah y Maleah Desmarais y Jessie Means. (Fotografía por: Kathy Keatley Garvey).

El resultado final: al equipo le encantó, a los jueces les encantó y también a los asistentes que probaron las muestras.

“Muchos se sirvieron doble dos veces”, manifestó Marlene Means.

Los tres miembros del Club 4-H de Pleasants Valley, participan en proyectos de cocina, pero también en otra variedad de proyectos. Jessie, el historiador del club, está inscrito en proyectos de cerdos, conejos, caballos, corte y confección, conservación de alimentos, cocina al aire libre, mini jardines interiores, productos horneados y elaboración de pan y cuidado y entrenamiento de perros. Maleah está inscrita en artes plásticas, cocina al aire libre, conejos y proyectos de cocina, mientras que Elijah participa en proyectos de aves de corral, cocina al aire libre y conejos.

Todos los equipos de la competencia encantaron con la creación de sus propios uniformes. Las Chili Girls del Club 4-H de Sherwood Forest, Vallejo, se vistieron de pingüinos. Dos fans de Harry Potter del Club 4-H de Tremont, Dixon, optaron por vestirse de "corbata”. Otro equipo del Club 4-H de Pleasants Valley, Vacaville, lució lentes oscuros; este equipo “se veia muy relajado” sirviendo su chili que supuestamente fue el favorito del "Duke" (John Wayne). Los integrantes de Mean Green Chili Cooking Machine, otro equipo del Club 4-H de Dixon Ridge, llegaron vestidos de ellos mismos con atuendo de 4-H.  Su chili hacía honor a su nombre, fue el más picante pero bastante delicioso, según los jueces.

Una de las coordinadoras de la competencia de chili, Connie Reed (atrás a la izquierda), del Club 4-H de Sherwood Forest, Vallejo, revisa la temperatura del chili. De izquierda a derecha aparecen las Mean Green Chili Cooking Machines del Club 4-H de Dixon Ridge: Maritza Partida Cisneros, Rudy Cisneros Radillo y Miguel Partida Cisneros. A la extrema derecha se encuentra el evaluador y supervisor del condado de Solano, John Vásquez Jr. (Fotografía por: Kathy Keatley Garvey).

Los miembros de los otros equipos:

  • Chili Girls del Club 4-H de Sherwood Forest, Vallejo: Selah Deuz, Celeste Harrison, Hanna Stephens y Julietta Wynholds
  • Harry Potter y the Order of Chili, del Club 4-H de Tremont, Dixon: Isabel Martínez y Trinity Roach
  • Just Chillin', Club 4-H de Pleasants Valley, Vacaville: Braydon Gish, Shayley Gish, Justin Means y Maya Prunty
  • Mean Green Chili Cooking Machines, Club 4-H de Dixon Ridge, Dixon: Maritza Partida Cisneros, Miguel Partida Cisneros y Rudy Cisneros Radillo

Aquí le ofrecemos la receta ganadora que Lil' Peppers preparó:

Chili blanco con crema de aguacate

Ingredientes:
1 chile serrano (este chile es picante y puede ser eliminado, los miembros de 4-H están de acuerdo)
1 chile jalapeño
1 cebolla mediana, pelada y cortada a la mitad
Aceite para cocinar en aerosol
4 tazas de caldo de pollo sin sal, dividida
2 cucharadas de harina regular
1-1/2 cucharaditas de salsa de adobo
1 chile chipotle, enlatado en salsa de adobo
2 latas (de 15 onzas) de frijoles cannellini sin sal, enjuagados, escurridos y divididos
5 -1/2 cucharaditas de aceite de oliva
5 dientes de ajo, picaditos
1 cucharadas de comino molido
1 cucharaditas de orégano seco
3/4 cucharaditas de cilantro molido
1 libra de carne de puerco molida
2 libras de pechugas de pollo sin hueso y piel, cortadas en pedazos tamaño bocado, doradas
3 tazas de granos de elote fresco  
1 lata (15 onzas) de garbanzos sin sal, enjuagados y escurridos (los 4-H sustituyeron substituyeron una lata por frijoles blancos)
1 taza de media crema  
3/4 taza de cilantro fresco picado, dividido
1/3 taza más 1-1/2 cucharaditas de jugo de lima fresco, dividido
2-3/8 cucharadita de sal kosher, dividida
1 aguacate mediano maduro y sin cáscara
1/3 taza de crema agria
3/4 taza de tomatillos cortados en cuadritos
1 cucharada de miel de agave o de abeja

Preparación:

  1. Precaliente el horno a temperatura alta.
  2. Coloque los primeros tres ingredientes sobre una charola para hornear forrada con papel aluminio. Rocié con el aceite en aerosol. Coloque sobre la parrilla del centro del horno; hornee durante 15 minutos hasta que se hayan rostizado por todos lados, volteándolos ocasionalmente. Envuelva los chiles en papel aluminio; déjelos reposar durante cinco minutos. Pele los chiles; tire la cáscara, tallos y semillas. Combine los chiles, cebolla, media taza de caldo, harina, salsa de adobo, chipotle y una lata de frijoles cannellini en el vaso de la licuadora; licúe hasta obtener una mezcla suave.
  3. Caliente una olla hierro fundido a temperatura media alta. Agregue aceite a la olla; inclínela un poco para que se cubra con el aceite. Agregue el ajo y sofría durante 30 segundos. Agregue el comino y cilantro molidos a la olla; sofría durante 30 segundos. Agregue la carne de puerco; cocine durante cuatro minutos, removiendo para deshacer la carne. Vierta la mezcla de la cebolla y el resto de las 3-1/2 tazas de caldo. Llévelo a punto de ebullición; reduzca el fuego y cocine a fuego lento durante 20 minutos, revolviendo frecuentemente.
  4. Agregue el pollo a la olla; cocine durante cinco minutos. Agregue la lata restante de frijoles cannellini, los granos de elote y los frijoles blancos; cocine durante siete minutos. Reduzca el fuego a medio bajo. Agregue la media crema, 1/2 taza de cilantro fresco y 1/3 de taza del jugo de limón; cocine durante tres minutos. Agregue las 2-1/4 cucharaditas de sal.
  5. Coloque el aguacate en un tazón pequeño; macháquelo con un tenedor. Agréguele la crema agria, la restante 1 1/2 cucharadita de jugo de limón y el 1/8 de cucharadita de sal. Sirva el chili con el resto del cilantro fresco, crema de aguacate y tomatillo.

(Información nutricional. Cantidad por porción: 380 calorías, 18.6 gramos de grasa, 6 gramos de grasa saturada, 8.3 de grasa mono insaturada, 1.9 gramos de grasa polinsaturada, 30 gramos de proteína, 24 gramos de carbohidratos, 6 gramos de fibra, 85 mg de colesterol, 2 mg de hierro, 592 mg de sodio y 86 mg de calcio)

Valerie Williams, representante de 4-H, dijo que el condado de Solano cuenta con más de 500 miembros inscritos en 11 diferentes clubes.   

Dixon:

  • Dixon: Dixon Ridge 4-H, Maine Prairie 4-H, Roving Clovers 4-H y Tremont 4-H
  • Vacaville: Elmira 4-H, Pleasants Valley 4-H y Vaca Valley 4-H
  • Fairfield-Suisun: Westwind 4-H y Suisun Valley 4-H
  • Rio Vista: Rio Vista 4-H
  • Vallejo-Benicia: Sherwood Forest 4-H

El Programa de Desarrollo Juvenil 4-H del condado de Solano, el cual es parte del Programa de Extensión Cooperativa de la División de Agricultura y Recursos Naturales de la UC (UC ANR, por sus siglas en inglés) profesa el lema en inglés “Making the best better” (Hacer lo mejor, aún mejor). El programa 4-H, donde las cuatro haches significan en inglés head (cabeza), heart (corazón), health (salud) y hands (manos), está abierto a niños y jóvenes de entre 5 a 19 años de edad. Los chicos aprenden destrezas en actividades prácticas en proyectos apropiados para su edad, que van desde artes y manualidades, computadoras, liderazgo, hasta cuidado de perros, aves, conejos y carpintería. Ellos desarrollan destrezas que no adquieren en su hogar o en las escuelas públicas o privadas, mencionó Williams, quien puede ofrecerle mayor información sobre el programa si le escribe a vawilliams@ucanr.edu.

Isabel Martínez (izquierda) y Trinity Roach del Club 4-H de Tremont, observa a los jueces probando su chili. De izquierda a derecha aparecen Robert Reed de Benicia, Will Cant de Vallejo y el supervisor del condado de Solano Skip Thomson, de Dixon. (Fotografía por: Kathy Keatley Garvey).
El escenario: una olla con chili, manos con guantes, cucharas y la pizarra de los jueces. (Fotografía por: Kathy Keatley Garvey).
Posted on Thursday, February 2, 2017 at 1:50 PM
  • Author: Kathy Keatley Garvey . Adaptado al español por Leticia Irigoyen.

Tarta de nueces pecanas: una tradición y golosina decembrina

In English.

Pecanas frescas –buenas como botana y para hacer una tarta. (Fotografía: Kathy Keatley Garvey).
“¡Ah, nueces!”

En esta época del año, probablemente está pensando “¡Ahh, pecanas!”

Y en particular, “¡Ah, tarta de pecanas!

Nos encantan nuestras nueces. Los Estados Unidos producen un 80 a 95 por ciento de la producción mundial de nueces y la mayoría se cultivan en Georgia, de acuerdo con el Centro de Investigación e Información de Frutas y Nueces de la UC Davis, conocido por sus siglas en inglés como FNRIC. En el 2014, EUA produjo 133,165 toneladas de pecanas (con cáscara) con un valor de más de 400 millones de dólares. De esa cantidad, California contribuyó con 2,500 toneladas, valoradas en poco más de 10 millones de dólares o menos del 2 por ciento.

“A pesar de que los nogales han existido en California por más de un siglo, la primera huerta comercial en California se estableció a mediados de la década de los 70 en el área de Clovis", menciona FNRIC en su sitio web. “Desde entonces, la producción de pecanas se ha extendido por todo el Valle Central, pero no son tan ampliamente cultivadas como otras nueces (almendras y nuez de castilla) en California. "Las nueces dependen de largos y cálidos veranos para una maduración apropiada”.

La pecana (Carya illinoinensis), la cual es nativa de México y de las regiones sur central y sureste de los Estados Unidos, pertenece a la familia de las juglandáceas, la cual incluye las nueces de castilla y hickory. "Restos de pecanas fueron encontradas en excavaciones arqueológicas en Texas junto a artefactos humanos pertenecientes al 6100 AC", de acuerdo con el Museo Nutcraker. "La pecana, la cual es nativa de Norteamérica, fue encontrada en o cerca de los lechos de ríos y fue parte de la alimentación de los nativos y primeros colonizadores".

“¡Lo más maravilloso de las pecanas es que están deliciosas!”, dice Amy Block Joy, especialista emérita de Extensión Cooperativa de la UC, quien, haciendo honor a su nombre, encuentra “gozo” (Joy) en las pecanas. “Son de mis nueces favoritas”.

“Las pecanas son una excelente fuente de vitamina E y otros antioxidantes, fibras y algunas vitaminas B y también buenas fuentes de potasio, cobre, hierro, magnesio y zinc”, dice Joy, quien posee un doctorado en ciencias de la nutrición de UC Berkeley. “Son una rica fuente de ácido oleico, un ácido graso mono saturado. La pecanas no contienen colesterol”.

Y las nueces son buenas para usted, dijo la experta, resaltando que un estudio publicado recientemente en la revista BMC Medicine indica que consumir una cantidad diaria (por lo menos 20 gramos) de nueces "reduce el riesgo de enfermedades coronarias en un 30 por ciento, el riesgo de cáncer en un 15 por ciento y de muerte prematura en un 22 por ciento”. 

Mientras tanto, en todo el país, especialmente en el sur, la tarta de pecana es sinónimo de las fiestas decembrinas. Es un emblema de la cocina sureña, un invento del siglo XIX, que probablemente se originó en los 1800. Harper's Bazaar publicó la que se conoce como la primera receta de tarta de pecanas en 1886. Hoy día, todos los cocineros la claman como suya — agregando de todo desde bourbon a ron, chocolate y ralladura de naranja.

Mi difunta madre, nacida y criada en un rancho de Texas donde los nogales abundaban, atesoraba la tarta de pecanas. Ella siempre lo pronunciaba en inglés como “Peh-CAHN” (nunca como PEE-can) y lo antecedía con la palabra "rico." No de “rico” de millonario, sino de rico de “no coman mucho porque se van involucrar en una relación de amor y odio con sus básculas”. Pero si está delgado y tiene que “pararse dos veces para hacer sombra", como dice el dicho sureño, entonces, ¡ni te preocupes!

¿Sabía que la tarta de pecanas es el postre estatal de Texas y Oklahoma? ¿Y que la pecana es la nuez estatal de Alabama y Arkansas? En Tennessee, se le conoce como la “nuez saludable del estado”. ¡Y así es!

En el hogar de los Garvey, nuestra receta favorita de tarta de pecanas está cargada de nueces — dos tazas. Eso equivale a 66 nueces por taza o un total de 132 pecanas, dice la nutricionista Amy Block Joy, quien sabe cómo incluir las "nueces" en la alimentación. Nosotros sabemos cómo guardar la tarta en la alacena y luego en la mesa festiva.

La inolvidable tarta de pecanas y delicia sureña de los Garvey
Para un molde de 9 pulgadas

3 huevos grandes
1 cucharada de fécula de maíz
1 taza de miel de maíz oscura, Karo
3/4 de taza de azúcar morena empacada suelta (no la apriete)
1 cucharada de azúcar blanca  
1 a 2 cucharadas de ron oscuro de buena calidad (nosotros usamos ron jamaicano oscuro Myer) 
1/4 taza de mantequilla, derretida
1 cucharadita de extracto de vainilla puro
2 tazas de pecanas tostadas, en mitades solamente
Un molde con corteza de 9 pulgadas de diámetro (la receta más abajo)

Precaliente el horno a 350 grados. Distribuya las pecanas sobre un molde para hornear y tueste a 350 grados durante 6 a 10 minutos. Coloque a un lado. En un tazón mediano, bata los huevos con un batidor de mano de alambre. Agregue la fécula de maíz y mezcle bien.

Agregue la miel de maíz, azúcar, ron, mantequilla y vainilla. Revuelva bien y agregue las pecanas tostadas. Vierta la mezcla en el molde de corteza. Cubra el borde exterior del molde con un pedazo de papel aluminio colocado de manera suelta para prevenir que se dore demasiado.

Hornee a 350 grados durante 50 minutos. A los 40 minutos, retire el papel aluminio del borde y hornee durante otros 10 minutos o hasta que al insertar un cuchillo en el centro salga limpio. El centro debe sentirse ligeramente duro al tacto pero con una consistencia un poco gelatinosa.

Coloque la tarta sobre una rejilla y déjela enfriar a temperatura ambiente durante dos horas antes de servirla.

Corteza para una tarta de 9 pulgadas de diámetro:
1-1/4 harina regular 
1-1/2 cucharaditas de azúcar granulada
1/2 cucharadita de sal
1 barra o ½ taza de mantequilla sin sal fría, cortada en pedazos grandes
1/4 taza de agua fría, más una cucharada adicional, si se necesita

En un tazón mediano, combine la harina, sal y azúcar. Amase la mantequilla junto con la harina hasta formar grumos grandes. Rocíe el agua gradualmente sobre la mezcla seca, revolviendo hasta que la masa le permita formar una bola sin deshacerse. Envuelva la masa en envoltura plástica y refrigere durante por lo menos una hora. Extienda la masa en un círculo de 12 a 13 pulgadas de diámetro. Coloque sobre el molde de la tarta dejando que sobresalga ½ pulgada. Pinche el borde de la corteza.

La tarta de pecanas es una de las favoritas del sur del país. Los ingredientes en esta inolvidable tarta de pecanas y delicia sureña de los Garvey, incluye dos tazas de pecanas y dos cucharadas de ron. (Fotografía: Kathy Keatley Garvey).
Posted on Thursday, December 22, 2016 at 11:42 AM
  • Author: Kathy Keatley Garvey. Adaptado al español por Leticia Irigoyen.

Los jóvenes se expresan, nosotros escuchamos: jóvenes en la agricultura creando conexión con la UC

In English.

Steven Palomares es uno de esos jóvenes. Como interno en la Granja WOW del 2016, Steven creció cosechando frutas y verduras que entregaba a los restaurantes locales y participó en una clase semanal de administración de negocios.  

"Me gusta pensar en este huerto como algo muy importante para la comunidad”, dijo Steven. “Ya que la mayoría en [Oakland] son vecindarios de bajos recursos, esta granja les da acceso a frutas y verduras frescas. También les enseña a los jóvenes habilidades laborales que pueden aplicar en otros trabajos y les instruye un poco más acerca de nutrición”.

Muchos jóvenes hacen eco a los sentimientos de Steven, al obtener habilidades, un propósito, una comunidad y buena comida en los sitios de los que forman parte.
El Programa de Investigación y Educación acerca de la Agricultura Sustentable de la UC conocido por sus siglas como UC SAREP y Extensión Cooperativa del Condado de Los Ángeles de la UC han estado trabajando conjuntamente para entender mejor la forma en la que la Universidad de California puede apoyar la agricultura urbana a través del lente de los participantes jóvenes.

Steven Palomares, ex interno de las granjas WOW en el oeste de Oakland comparte su experiencia acerca de las granjas urbanas.

En la actualidad, Extensión Cooperativa de la UC cuenta con dos asesores dedicados a trabajar en la agricultura urbana. Rob Bennaton trabaja como asesor de agricultura urbana en el área de la Bahía y Rachel Surls, como asesora de alimentos sustentables en las granjas urbanas del condado de Los Ángeles. UCCE ofrece un sitio Web con recursos para granjeros urbanos, defensores de la agricultura urbana y quienes establecen las políticas o reglas.

"Nuestra esperanza es que, al escuchar a las personas que trabajan en la agricultura urbana y establecer sociedades con ellas, podamos encontrar maneras significativas y a largo plazo para apoyar su trabajo”, señaló Gail Feenstra, subdirector de UC SAREP. “Ellos comparten muchos de los mismos objetivos de la UC — se enfocan realmente en formar líderes que harán de nuestras ciudades lugares saludables y prósperos para vivir".

Steven Palomares podría ser uno de esos líderes. Steven inició en el 2015 su primer año en la carrera de ciencias biológicas y políticas en la UC Davis y se muestra interesado en realizar un trabajo que integre a las ciencias y política. También en su mente: algún día Steven quiere tener un huerto donde pueda cultivar los ingredientes necesarios para hacer salsa y guacamole.

Posted on Thursday, December 22, 2016 at 9:20 AM
  • Author: Aubrey White. Adaptado al español por Leticia Irigoyen.

Invitan a agricultores orgánicos a participar en un estudio

Los investigadores de la UC buscan agricultores de tomates, lechuga, espinacas, zanahorias, rábanos y pepinos.

In English.

Los científicos de la Universidad de California están buscando agricultores orgánicos certificados para participar en un estudio de varios estados acerca de la seguridad alimentaria y del suelo. Los investigadores están reuniendo información para desarrollar pautas nacionales y mejores prácticas en el uso de estiércol crudo para mejorar la condición del suelo y minimizar los riesgos de seguridad alimentaria en cultivos orgánicos como verduras de hojas verdes, tomates y tubérculos.

“El objetivo de nuestro estudio es proveer a los granjeros orgánicos con estrategias basadas en la ciencia para evitar los riesgos alimentarios cuando se usan modificaciones en el suelo hechos a base de estiércol crudo”, dijo Alda Pires, especialista en agricultura urbana y seguridad alimentaria de Extensión Cooperativa de la UC, Facultad de Medicina Veterinaria de la UC Davis.

Con el propósito de estudiar la sobrevivencia de patógenos en la tierra y la salud de la tierra, los científicos de la UC están reclutando a granjeros de California que usen estiércol crudo o no tratado en campos de producción orgánica,

A cambio de su participación, los cultivadores recibirán gratuitamente los resultados de las pruebas en sus granjas, una retroalimentación específica sobre sus granjas para ayudarles a reducir la contaminación de sus frutas y verduras frescas, el pago de 700 dólares al finalizar el estudio de dos años y un resumen del estudio en general.

Pires encabeza el proyecto en California junto con Michele Jay-Russell, microbióloga investigadora del área veterinaria y gerente del Western Center for Food Safety (Centro del Oeste para la Seguridad Alimentaria) de la UC Davis.

Los investigadores visitarán las granjas participantes ocho veces durante la temporada de cultivos 2017-2018.

Para garantizar la seguridad alimentaria, los científicos estudian las mejores prácticas para la aplicación de estiércol de ganado crudo como fertilizante en cultivos orgáni
“Vamos a recoger muestras de frutas y verduras, agua, tierra y estiércol”, señaló Jay-Russell. “Todas estas muestras serán analizadas en busca de indicadores bacterianos como no-patógenos E. coli y patógenos. Pediremos a los granjeros que llenen una corta encuesta. El estudio es voluntario y todas las ubicaciones y nombres serán mantenidos de manera confidencial”.

Las granjas de California elegibles para este estudio deben contar con la certificación como productores orgánicos del Programa Nacional Orgánico o de Granjeros Orgánicos Certificados de California y fertilizar con estiércol crudo o sin ser tratado proveniente del ganado de lecherías, caballos o aves. Las granjas pueden cultivar cualquiera de las siguientes frutas y verduras: lechuga, espinacas, zanahorias, rábanos, tomates o pepinos.

Para más información o inscribirse en el proyecto, por favor de contactar a Pires en el (530) 754-9855 o apires@ucdavis.edu, o a Jay-Russell en el (530) 219-4628 o mjay@ucdavis.edu.

Este estudio también se está llevando a cabo en otros estados por las universidades de Minnesota y Maine, los Servicios de Investigación Agrícola de la USDA/Centro Agrícola Beltsville, la División de Recursos y Economía Rural de los Servicios Económicos de la USDA, la Universidad Cornell y el Centro Orgánico. El proyecto está financiado por un subsidio de la Iniciativa de Investigación Orgánica y Extensión del Departamento de Agricultura de EUA.

Posted on Wednesday, December 21, 2016 at 12:01 PM
  • Author: Pamela Kan-Rice. Adaptado al español por Leticia Irigoyen.

Next 5 stories | Last story

 
E-mail
 
Webmaster Email: jewarnert@ucanr.edu