Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
University of California
Division of Agriculture and Natural Resources

ESPAÑOL

Regreso a clases con un huerto en la escuela

Es de nuevo esa época del año cuando los niños regresan a clases y las comidas vuelven a un horario estricto. Puede resultar fácil recurrir a la compra de comida para llevar u otros alimentos de conveniencia para ayudar a que la hora de la comida sea más manejable, especialmente durante el ajetreo que representa el regreso a la escuela. Sin embargo, hay todo un año escolar frente a nosotros y enfocarse en buenos hábitos puede establecer el tono para los próximos nueve meses. El viejo adagio de que el “alimento es energía” suena a verdad – las opciones saludables ayudan a los niños a mantener un peso sano, evitar problemas de salud, manejar sus niveles de energía y agudizar sus mentes.

ANTES: El centro Carthay, localizado en el condado de Los Ángeles, contaba con el espacio perfecto para un huerto escolar. (Fotografía: Louisa Cárdenas)
DESPUÉS: El Centro Carthay ahora utiliza su próspero huerto para impartir lecciones prácticas sobre jardinería y al aire libre. (Fotografía Louisa Cárdenas)

¿Cómo podemos reforzar los hábitos de alimentación saludables durante el ajetreo que representa el regreso a clases? 

Los huertos escolares ofrecen a los niños la oportunidad de pasar tiempo y ejercitarse en el exterior mientras que aprenden habilidades útiles.  Los huertos que contienen frutas y verduras pueden modificar las actitudes sobre alimentos particulares; hasta existe una correlación entre cultivar frutas y verduras y el consumo de estos productos. Los huertos tienen posibilidades de transformar las actitudes y hábitos hacia los alimentos y en el caso de los huertos familiares esto puede ser especialmente impactante cuando se le combina con una educación sobre nutrición.

Además de los beneficios de salud y nutrición, los huertos también ofrecen experiencias prácticas en una variedad de temas del currículo principal el cual incluye ciencias naturales y sociales, artes lingüísticas, nutrición y matemáticas. Esto puede jugar una parte importante en el apoyo a la educación de sus hijos fuera del salón de clases.

Alentar a los niños para que se conecten con los alimentos a través del huerto escolar es una forma de establecer hábitos alimenticios más saludables. En la fotografía aparecen los estudiantes del condado de San Joaquín aprendiendo sobre compostaje de lombrices. (Fotografía Louisa Cárdenas)

Los beneficios de los huertos escolares:

  • Salud física
  • Salud social y emocional
  • Logros académicos
  • Beneficios escolares y comunitarios
  • Mejora las preferencias nutricionales
  • Incrementa la autoestima

Aprenda más con el Programa Jardinero Maestro de la UC

El Programa Jardinero Maestro de la UC representa a una comunidad de voluntarios en todo California, bajo la División de Agricultura y Recursos Naturales de la UC, que ofrece al público información basada en investigaciones. Si su escuela no cuenta con un programa de huerto escolar, contacte al Programa Jardinero Maestro de la UC de su condado para conocer la posibilidad de contar con un programa de huerto escolar y otras actividades educativas sobre huertos en las que sus hijos puedan participar.   

El Programa de Jardinero Maestro de la UC puede conectarle con huertos comunitarios locales y o proveerle la información que necesite para empezar su propio huerto escolar o casero. Muchos programas mantienen relaciones con escuelas locales para apoyarles en una educación basada en los huertos.  

Los estudiantes aprenden sobre propagación en el programa de huertos escolares de Excávalo, cultívalo y cómelo del condado de San Marín.

“Excávelo, cultívelo y cómalo”

El Programa Jardinero Maestro del condado de Marín lleva a cabo una excursión para niños en edad escolar llamada Excávelo, cultívelo y cómalo. Este premiado programa hace énfasis en la participación y las muchas oportunidades de aprendizaje que ofrece la naturaleza. Los jóvenes aprenden todo sobre el cultivo de plantas comestibles desde la semilla hasta la cosecha y los educadores cuentan con el apoyo de voluntarios del Programa Jardinero Maestro capacitados por la universidad para que enseñen el currículo.

Si usted cuenta o no con un programa de huerto escolar en el que su familia puede participar, acérquese al Programa de Jardinero Maestro de la UC para obtener la ayuda e información que necesita para inspirar una alimentación saludable y un estilo de vida activo en sus hijos. Ahora es un buen tiempo para planear y plantar un huerto de invierno, justo a tiempo de que sus hijos regresan a la escuela entusiasmados por aprender… ¡sin importar el lugar donde ese aprendizaje se lleve a cabo!

Los estudiantes que han recibido educación sobre nutrición basada en un huerto han mejorado sus conocimientos de, preferencia por y actitudes hacia las frutas y verduras de acuerdo con estudios realizados en el pasado. (Fotografía Louisa Cárdenas)

Los voluntarios del Programa Jardinero Maestro de la UC están ansiosos por ayudarle con todas sus necesidades relacionadas con la jardinería. Este programa puede trabajar con maestros y voluntarios comunitarios para proveerles información y asesoría en apoyo a los huertos comunitarios. Con programas locales basados en más de 50 condados en todo California, de seguro existe un taller o clase cerca de usted. Visite nuestro sitio Web  mg.ucanr.edu para encontrar su programa local de Jardinero Maestro

Posted on Monday, August 14, 2017 at 4:00 PM
  • Author: Donna Navarro Valadez. Adaptado al español por leticia Irigoyen.

Expertos de UC investigan el uso de nuevas tecnologías en el campo

In English.

Plantada en una esquina del campus de UC Davis se encuentra una exhibición sobre tecnología y cultivos de verduras que los investigadores del Laboratorio de Innovación Hortícola han estado usando en granjas de África, Asia y Centroamérica. Encabezado por Elizabeth Mitcham, de UC ANR's, del Departamento de Botánica de UC Davis, este programa aprovecha la experiencia Agrícola de una red de investigadores universitarios de los Estados Unidos para mejorar la forma en la que los agricultores en los países en vías de desarrollo cultivan frutas y verduras.

Con bastante frecuencia, el aprendizaje es mutuo: la adaptación de soluciones para los granjeros en otros continentes puede despertar ideas que pueden ser útiles localmente.

Así que mientras el Centro de Demostración del Laboratorio de Innovación Hortícola fue construido para mostrar el trabajo internacional a los visitantes del campus, usted no sería el primero en preguntarse si “¿esta tecnología funciona también en las granjas de California?”

Recientemente un equipo de Extensión Cooperativa de UC en el condado de Fresno, dirigido por Ruth Dahlquist-Willard, asesora de pequeñas granjas de Extensión Cooperativa de UC en los condados de Fresno y Tulare, trabajó con el Laboratorio de Innovación Hortícola para aprender a elaborar una de estas tecnologías para poder probarla con los granjeros locales.

Investigadores del Laboratorio de Innovación Hortícola la usaran con granjeros de países en vías de desarrollo. De izquierda a derecha: Carrie Waterman de UC Davis, Jacob Roberson de UCCE de fresno, estudiante de UC Davis, Michelle Boutelle; Michael Yang de UCCE en Fresno y Angelos Deltsidis de UC Davis. Fotografía por Archie Jarman de UC Davis
Aquí se observa una secadora solar de chimenea funcionando en el campus de la UC Davis. El estudiante de posgrado Nick Reitz (izq.) ajusta la cubierta de plástico sobre las charolas de rebanadas de mango, con la ayuda de Archie Jarman (der.) del Laboratorio de Innovación Hortícola. Reitz se familiariza con el uso de la secadora antes de ir a trabajar con los granjeros de Ghana.

La tecnología a bajo costo que construyen, llamado “secadora solar de chimenea”, combina un flujo continuo de aire con calor solar para secar frutas y verduras frescas con mayor eficiencia que una secadora solar tradicional. Fue diseñada por el dúo innovador de Michael Reid y Jim Thompson, ambos especialistas eméritos de Extensión Cooperativa de la UC quienes han trabajado en múltiples inventos con el Laboratorio de Innovación Hortícola. La secadora solar de chimenea se construye usualmente con materiales básicos, como madera, plástico oscuro y transparente y malla de grado alimentario. Lea aquí más sobre como la secadora solar de chimenea que puede ayudar a los agricultores a agregar valor a los excedentes del cultivo.

He aquí un vistazo a un par de otras tecnologías que los visitantes pueden ver en el centro de demostración:

Un cuarto frío de bajo costo – equipado con CoolBot, paneles solares y un aire acondicionado casero – se encuentra en exhibición para mostrar a los visitantes de la UC una forma de enfriar y almacenar frutas y verduras. Estos visitantes participaron en el curso sobre tecnología post cosecha de cultivos hortícolas impartido este verano por la UC. Fotografía por Gregory Urquiaga/UC Davis

Este cuarto frío propulsado por energía solar usa una herramienta llamada CoolBot, diseñada por un granjero estadounidense. En un cuarto bien aislado, un CoolBot puede lograr que un aire acondicionado para casa baje la temperatura lo suficientemente necesario para el almacenamiento en frío frutas y verduras frescas. Si las frutas y verduras se enfrían inmediatamente después de ser cosechados en el campo se pueden reducir las pérdidas post cosecha y extender el tiempo de almacenamiento. Los equipos del Laboratorio de Innovación Hortícola han usado el CoolBot con granjeros en Tanzania, Zambia, Uganda, Tailandia, Camboya, Bangladesh, India y Honduras.

Lea más sobre cómo este invento agrícola ha reducido las pérdidas post cosecha alrededor del mundo.

Una delegación de decanos de las facultades de agricultura de Etiopia escucha una corta presentación sobre cómo construir una cámara de frío (ZECC, por sus siglas en inglés) con ladrillos y arena, a cargo de Khush Bakht Aalia (centro) y Angelos Deltsidis (derecha) ambos del Laboratorio de Innovación Hortícola. Fotografía por Brenda Dawson/UC Davis

La cámara de frío cero energía (conocido por sus siglas en inglés como ZECC) es una simple estructura construida con ladrillos y arena que puede ayudar a enfriar frutas y verduras frescas, en condiciones en donde los aires evaporativos son efectivos. Al mojar la arena y los ladrillos con regularidad, los granjeros y hasta los vendedores pueden mantener bajas las temperaturas y humedad para productos como lechugas y otras verduras de hojas. Los investigadores del Laboratorio de Innovación Hortícola han venido probando condiciones específicas, como climas calientes y áridos con fácil acceso a agua, para convertir esta en una herramienta efectiva para que los granjeros la puedan usar para enfriar sus frutas y verduras frescas.

Puede encontrar más información sobre ZECC en el Centro de Tecnología Post Cosecha de UC.

Esta semana, el Centro de Demostración del Laboratorio de Innovación Hortícola recibió la visita de un equipo de medios de comunicación de Tajikistan, a quien se ve aquí hablando con Angelos Deltsidis (centro), sobre el uso de secadoras solares para deshidratar chabacanos en Tajikistan. Fotografía por Khush Bakht Aalia para el Laboratorio de Innovación Hortícola.

Las recientes visitas al Centro de Demostración del Laboratorio de Innovación Hortícola llegaron en muchas diferentes formas y tamaños, desde personas que caminaban por las inmediaciones quienes se pararon a leer algunos de los letreros, a actividades en grupo planeadas con anticipación. Recientes recorridos del centro han incluido a una delegación de decanos de las facultades de agricultura de Etiopia, un equipo de medios informativos de Tajikistan y estudiantes de preparatoria de California que están aprendiendo sobre innovación y diseños enfocados en la humanidad.

La próxima vez que visite el campus de UC Davis, considere la posibilidad de darse una vuelta al centro de demostración del Laboratorio de Innovación Hortícola. Lo puede localizar en el mapa del campus, o contactar al equipo para un recorrido más enfocado.

Es posible que surja una idea innovadora que usted pueda usar en sus campos de cultivo.

Para más información:

El Laboratorio de Innovación Hortícola es dirigido por UC Davis y financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) como parte de Feed the Future, la iniciativa global del gobierno de EUA sobre la hambruna y seguridad alimentaria.

Posted on Wednesday, August 2, 2017 at 9:40 AM
  • Author: Brenda Dawson. Adaptado al español por Leticia Irigoyen.

El desperdicio de alimentos es un asunto ético y del medio ambiente

l verano trae consigo una abundancia de frutas y verduras exquisitas y saludables. Es muy fácil comprar más de las que podemos comer, lo cual algunas veces resulta en el desperdicio de alimentos.

En un artículo publicado en el blog UC Food Observer como invitada, la investigadora de la UC, Wendi Gosliner, (integrante del equipo del Instituto de Nutrición de UC ANR, una unidad vanguardista que está utilizando la investigación para transformar la política pública) compartió la siguiente observación:

“El desperdicio de alimentos representa un gran reto en los Estados Unidos. Se calcula que hasta un 40 por ciento de los alimentos producidos nacionalmente nunca llegan a ser consumidos, causando un daño económico y medioambiental substancial. Los alimentos que se desperdician usan bastantes cantidades de tierra, agua y recursos humanos, pero en lugar de alimentar a la gente, alimentan a los basureros, produciendo gas metano que envenena el medioambiente. Mucho del desperdicio de alimentos (43 por ciento) ocurre en el hogar”.

Este cartel jugó un importante papel en disuadir el desperdicio de alimentos y promover la conservación de los mismos en los hogares estadounidenses durante la Primera Guerra Mundial. El renombrado artista Edward Penfield fue el creador del cartel, que actualmente se encuentra en la División de Impresos y Fotografía de la Biblioteca del Congreso.

¿Por qué la historia puede darnos una lección?

He aquí o que yo pienso sobre el desperdicio de alimentos. Se remonta en parte a las lecciones aprendidas estudiando la Primera Guerra Mundial, cuando el gobierno estadounidense estableció objetivos para conservar alimentos (junto con los de producir alimentos localmente mediante los huertos Liberty – después renombrados Victory). Yo soy una gran proponente tanto de reducir el desperdicio de alimentos como de producir más de ellos en las comunidades por medio de las escuelas, hogares y huertos comunitarios. Importante punto: el cartel de la Primera Guerra Mundial que incluyo en esta publicación contiene el consejo que bien podríamos seguir el día de hoy.

Es un cartel icónico de la Primera Guerra Mundial. No desperdicie los alimentos. Esta imagen es compartida con regularidad en el Facebook y Twitter.

¿Una pieza de ese periodo o una imagen retocada con photoshop?

El original fue producido en 1919 por la Administración de Alimentos de los Estados Unidos, bajo la dirección del entonces recién nombrado “zar” de los alimentos Herbert Hoover.

El cartel fue publicado de nuevo durante la Segunda Guerra Mundial. Ha sido revisado en años recientes por individuos y organizaciones interesados en promover valores que incorporen alimentos locales y sustentabilidad.

No obstante que soy el UC Food Observer, también hago mis incursiones en la historia del arte de los carteles de tiempos de la guerra. Con frecuencia me preguntan si este es un modelo contemporáneo que luce y se siente como antiguo.

No es un modelo contemporáneo. Es el modelo real, producido hace 95 años, con mensajes que deberíamos adoptar hoy en día.

Cartel perteneciente a la colección del Museo del Condado de Ventura. (Crédito: Aysen Tan)

El cartel original: sí, “compre alimentos locales”, es la regla número 4

El cartel original tiene seis reglas que nos vendrían bien seguir hoy en día. La cuarta regla – compre alimentos locales – es como una sorpresa para las personas hoy en día, porque parece que la idea de comprar productos locales es como algo moderno. Pero en la Primera Guerra Mundial, el gobierno estadounidense promovió la producción y consume local de alimentos, en parte, para liberar los trenes con el fin de movilizar a las tropas y material de guerra de una forma más efectiva.

Combatiendo el problema del desperdicio de alimentos a través de la preservación: el programa actual del Preservador Maestro de Alimentos

Muchas instituciones en tierras cedidas, incluyendo la Universidad de California, patrocinan programas del preservador maestro de alimentos. Estos programas enseñan a grupos de voluntarios las mejores prácticas en seguridad y preservación de alimentos. El extenso programa de capacitación prepara a los voluntarios para trabajar en sus comunidades educando a otros sobre las prácticas seguras para preservar alimentos, incluyendo los métodos de encurtido, deshidratación, congelación, envasado y preparación de mermeladas.

¿Piensa en jardinear? ¡Contamos con recursos para ayudarlo!

La Universidad de California patrocina el programa estatal Jardinero Maestro (Master Gardener Program), el cual cuenta con más de cinco mil voluntarios en comunidades de todo el estado. El Programa Jardinero Maestro es un programa nacional con sucursales en cada estado, pero también está conectado con la USDA. Usted puede encontrar recursos gratuitos sobre jardinería aquí. Consejos para cultivar, con solo preguntar.

¿Un mensaje para llevar?

El desperdicio de alimentos es un tema tanto ético como medioambiental. Debería preocuparnos que desperdiciamos cerca de un 40 por ciento de los alimentos que producimos y compramos en esta nación de abundancia alimentaria.

Para una estadística interesante y comparativa, tome en consideración esto: nuestra nación producía en los huertos escolares, caseros, comunitarios y lugares de trabajo, un 40 por ciento de las frutas y verduras que consumían los hogares estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Esta práctica resultó en el programa emblemático conocido como Victory Garden (Huerto de la Victoria), el cual se inició durante la Primera Guerra Mundial.

He aquí entonces tres mensajes: participe en el esfuerzo nacional, comprométase a desperdiciar menos alimentos, y si puede, produzca algunos alimentos usted mismo.

Notas: existen muchos recursos adicionales sobre el desperdicio de alimentos.

Conéctese a: ReFED, una colaboración de líderes de organizaciones no lucrativas, fundaciones, gubernamentales y empresariales, que dieron a conocer un reporte en el 2016 que identifica un número de soluciones potenciales sobre el desperdicio de alimentos.

Lea: Dana Gunders del Consejo Nacional para la Defensa de los Recursos Naturales escribió en el 2012 un reporte llamado Desperdiciado el cual suscitó mucho de este trabajo.  Dana también escribió un libro llamado Manual para una cocina libre de desperdicios: una guía para comer bien y ahorrar dinero desperdiciando menos alimentos (Waste Free Kitchen Handbook: A Guide to Eating Well and Saving Money by Wasting Less Food), ambos son una buena lectura. 

Lea este artículo sobre las relaciones entre los alimentos, agricultura y medioambiente, incluyendo el desperdicio de alimentos).

Comer lo que se sirve es una de las mejores maneras de combatir el cambio climático. Vea este episodio del Laboratorio climático, una serie de seis partes producida por la Universidad de California en sociedad con Vox. 

Posted on Wednesday, July 26, 2017 at 3:25 PM
  • Author: Rose Marie Hayden-Smith. Adaptado al español por Leticia Irigoyen.

Los huertos escolares resurgen a manos de voluntarios de Extensión Cooperativa de la UC

Cuando los niños cultivan sus propias frutas y verduras, tienen mayores posibilidades de comer alimentos sanos, así que durante décadas, los políticos, maestros y educadores de nutrición han abogado para que cada escuela tenga un huerto. Sin embargo, expertos de Extensión Cooperativa de la UC en los condados de Santa Bárbara y San Luis Obispo se han dado cuenta que el cuidado del huerto puede menguar con el tiempo.

“Los estudiantes y sus padres ya salieron de sus primarias”, dijo Shannon Klisch, supervisora de educación comunitaria del programa CalFresh de la UC, para los condados de San Luis Obispo y Santa Bárbara “La rotación de expertos y nivel de compromiso puede variar ampliamente, dejando a algunas escuelas con parcelas de verduras llenas de maleza y abandonadas o sin apoyo de ningún tipo”.

Los voluntarios en el huerto antes de la primera lección. El curso es impartido por Lisa Paniaqua (a la izquierda), coordinadora de sustentabilidad del huerto escolar de CalFresh de la UC en los condados de San Luis Obispo y Santa Bárbara.

UCCE ofrece educación sobre nutrición a través del programa de nutrición CalFresh de la UC, a los beneficiarios de CalFresh, antes conocido como cupones para alimentos. Los educadores sobre nutrición del programa CalFresh de la UC de los condados de Santa Bárbara y San Luis Obispo vieron la necesidad de movilizar a miembros de la comunidad altamente capacitados que pudieran desarrollar, apoyar, sustentar y enseñar desde los huertos escolares. CalFresh de la UC se unió con el Programa de Desarrollo Juvenil 4-H de la UC, los programas del Preservador Maestro de Alimentos y Jardinero Maestro para lanzar un proyecto piloto denominado UC Garden Nutrition Extenders (Extensores de Nutrición para los Huertos de la UC)

“No contamos con suficiente personal para trabajar en cada huerto escolar, así que empezamos a reclutar y capacitar a voluntarios”, señaló Lisa Paniagua, coordinadora de sustentabilidad en los huertos escolares para el programa de Extensores de Nutrición en los Huertos de la UC, en los condados de San Luis Obispo y Santa Bárbara.

El Sunshine Garden es una sección de demostración del huerto de Jardinero Maestro de la UC, que se encuentra adyacente al estacionamiento de Extensión Cooperativa de San Luis Obispo. Es un huerto modelo que puede ser reproducido en las escuelas locales y se usa para capacitar a los voluntarios de Extensores de Nutrición en el Huerto.

“Al contar con voluntarios apasionados, los educadores sobre nutrición podrían significativamente multiplicar el número de estudiantes que tienen acceso a los huertos escolares, educación sobre nutrición y capacitación en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés)”, manifestó Katherine Soule, consejera de jóvenes, familias y comunidades en los condados de San Luis Obispo y Santa Bárbara.

Klisch mencionó que los extensores de nutrición en los huertos de la UC son miembros locales de las comunidades escolares.

“Con frecuencia son padres de familia, vecinos o personal y cuentan con un interés personal en ver que los jóvenes y el ambiente escolar prosperen, lo cual resulta en una mayor intervención sustentable e incrementa la capacidad comunitaria para sustentar un programa de huertos", dijo la experta.

Paniagua, Klisch y Soule crearon un programa híbrido de capacitación integrando a voluntarios y educadores de los programas CalFresh de la la UC, Preservador Maestro de Alimentos, Jardinero Maestro y 4-H de la UC. Eligieron un currículo sobre huertos y nutrición de 4-H escrito por investigadores de Extensión AgriLife de la Texas A&M, el cual incluye un aprendizaje basado en la participación, centrado en el estudiante y experimental, a la vez que divide el tiempo entre huerto y el salón de clases. El currículo refuerza los objetivos de lo básico común y los Estándares Científicos de la Próxima Generación que guían la enseñanza en las escuelas públicas.

“Los maestros querrán saber que estamos familiarizados con los estándares curriculares. Al aplicarlos le agregamos valor a estas clases”, dijo Paniagua.

Los estudiantes se preparan para recoger artículos en el huerto.

En julio, el tercer grupo de futuros Extensores (voluntarios) de Nutrición en los Huertos de la UC se reunieron en las instalaciones de Extensión Cooperativa de San Luis Obispo para conocer cómo pueden ayudar a que las escuelas transformen sus huertos en fructíferos centros de actividad de aprendizaje para los estudiantes.

Un miembro del nuevo grupo es Jill Marie, jardinera maestra certificada del condado de San Luis Obispo.

“Yo vivo cerca de una escuela y tienen un jardín que no mantienen. Quiero participar y conocer a los niños”, dijo Jill Marie.

Los maestros voluntarios aprenden mediante un currículo de actividades para interior y al aire libre y demostraciones de alimentos durante un periodo de cuatro semanas. Su primera incursión en el Huerto Escolar de Demostración de UCCE se inició con una práctica contemplativa.

“Cierren sus ojos y solo escuchen”, les instruyó Paniagua. Un minuto después les preguntó, “¿qué es lo que escuchan?”.

Christina Lawson, directora de nutrición en el Distrito Unificado Coast, se encontró algo Redondo en el huerto.

Para motivar a los estudiantes a que le echen un vistazo al huerto, se les envió al huerto con envases de huevos etiquetados para colectar 12 diferentes artículos y luego se les pidió que escogieran uno para hablar al respecto. Reportar sobre temas es algo básico y común para los estudiantes del tercero al quinto grados y crea temas de aprendizaje en torno a las ciencias, matemáticas, ingeniería y hasta poesía.

La práctica incluyó algo amarillo, rojo, verde, marrón, Redondo y rectangular. Recogieron hojas, ramillas, flores, semillas, malezas y cosas comestibles.

De regreso en el salón de clases, los participantes empezaron a trabajar en pares en la siguiente lección denominada “Sombrero del conocer y mostrar”. Los extensores fabricaron un sombrero con papel, cinta adhesiva y una bolsa de suministros para manualidades – globos, listones, calcomanías y papel para construcción– para representar todo lo que una planta necesita. Un grupo usó un globo amarillo para simbolizar el sol, otro le puso gotas de agua en forma de lluvia en el ala. El tercer grupo le espolvoreó diamantina para representar los nutrientes del suelo.

“¿Por qué estamos poniendo todo esto en un sombrero?”, preguntó Paniaqua a la clase. “El ejercicio es útil para los aprendices que son inquietos. Ello refuerza lo que aprenden. Al final, hablamos sobre ello y desarrollamos destrezas conversacionales”.

La granjera Carla Rosin (izquierda) y la profesional de viveros Wendy Minarik, construyen un sombrero de papel.

La sesión de medio día de duración culminó con la degustación de zanahorias moradas, amarillas y naranjas.

“Escriban en sus diarios palabras que describan el olor, aspecto, sabor y sentir sobre las zanahorias de tres colores”, indicó Paniagua.

Una de las voluntarias Christina Lawson, directora de nutrición del Distrito Escolar de Coast, se rió.

“Nosotros tratamos de servir zanahorias moradas, dijo. “Estoy entusiasmada sobre esto. Si los niños las prueban antes de que lleguen a la cafetería, haría mi vida más fácil”.

Este proyecto está financiado con subsidios locales del Consejo Nacional de 4-H en colaboración con Lockheed Martin y el Programa de Educación sobre Nutrición CalFresh de la UC, el cual representa un compromiso conjunto entre el Servicio de Alimentos y Nutrición del Departamento de Agricultura de EUA, la Sucursal de CalFresh del Departamento de Servicios Sociales de California (CDSS, por sus siglas en inglés) y Extensión Cooperativa de la Universidad de California (UCCE, por sus siglas en inglés).

Stacy Henderson explica los símbolos en su sombrero de papel.
Trabajando en grupos de dos. Enfrente se encuentran estudiante de maestría en nutrición de CalPoly, Alyssa Friebert (izq) y la jardinera maestra de la UC, Jill Marie.
Posted on Tuesday, July 25, 2017 at 1:24 PM
  • Author: Jeannette E. Warnert. Adaptado al español por leticia irigoyen.

UC ANR ofrece talleres para granjeros urbanos de California

In English.

Talleres de la Extensión Cooperativa de la UC en Los Ángeles ayudará a los granjeros urbanos a incrementar su conocimiento sobre regulación, producción, mercadeo y seguridad alimentaria.
En las comunidades de todo California, los llamados granjeros urbanos proveen frutas y verduras frescas, un espacio comunitario verde y hasta capacitación laboral. Sin embargo, una evaluación sobre necesidades realizado por UC ANR en el 2014 indicó que los granjeros urbanos se enfrentan tanto a retos como a oportunidades. Con frecuencia son granjeros principiantes y se enfrentan a barreras relacionadas con el cultivo en las ciudades, como las restricciones de zonificación. 

Dándole seguimiento a la evaluación de necesidades, un equipo de UC ANR creó un sitio Web con recursos para los granjeros de California. Este año, miembros del equipo y participantes locales están llevando a cabo una serie de entrenamientos para los granjeros urbanos en todo el estado, diseñados para ayudar a los granjeros citadinos a incrementar su conocimiento en áreas claves. La serie de talleres acaba de terminar en el área de la Bahía y dará inicio en Los Ángeles el 21 de julio. A continuación, las fechas y temas que se tratarán en la serie de Los Ángeles:

  1.  21 de julio. Legal Basics of Urban Farming (Principios básicos legales de la agricultura urbana). ¿Es usted un granjero urbano que navega por reglas y normas relacionadas al cultivo y venta de alimentos? ¿O una escuela u organización no lucrativa involucrada en la agricultura? Este taller le ayudará a encaminarse al éxito.
  2. 28 de julio. Production Issues and Urban Farms (Temas sobre producción y granjas urbanas). ¿Es usted un granjero urbano que se encuentra aprendiendo los pormenores del cultivo y cosecha de productos? Este taller está diseñado para guiar a granjeros urbanos a través de retos comunes en la producción relacionados con el uso del suelo y agua y el manejo de plagas. 
  3. 4 de agosto. Marketing and Business Management for Urban Farmers (El mercadeo y administración de negocios para granjeros urbanos). Aprenda lo básico, desde la planeación de un negocio, a las leyes laborales, para ayudarle a lograr el éxito.
  4. 11 de agosto. Food Safety Basics for Urban Farmers (Principios básicos para garantizar una cosecha segura, desde el campo al tenedor. 

Los participantes locales son la clave en la planeación y organización de estos eventos, incluyendo a Los Angeles Food Policy Council(Consejo de Políticas Alimentarias de Los Ángeles), Collaborative for Urban Agroecology Los Angeles (Colaboradora para la Agroecología Urbana de Los Ángeles) Cal Poly Pomona College of Agriculture, (Facultad de Agricultura de Cal Poly Pomona), Community Services Unlimited, (Servicios Comunitarios Ilimitados), GrowGood, the Growing Experience y otros.

Esta misma serie de talleres también se llevará a cabo en Sacramento y San Diego a principios del 2018. Para actualizaciones y anuncios, siga a Agricultura Urbana de la UC ANR(UC ANR Urban Agriculture) en su blog, Facebook y Twitter. Y asegúrese de agregarla a su lista de sitios Web, donde se ofrecen recursos, políticas y más.

44925
Posted on Wednesday, July 19, 2017 at 9:02 AM
  • Author: Rachel A. Surls. Adaptado al español por Leticia irigoyen.

Next 5 stories | Last story

 
E-mail
 
Webmaster Email: jewarnert@ucanr.edu