Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
Division of Agriculture and Natural Resources
University of California
Division of Agriculture and Natural Resources

ESPAÑOL

Los granjeros del sureste asiático del área de Fresno cultivan un “súper alimento”

In English

Durante treinta años, el granjero Vang Thao ha admministrado exitosamente una granja localizada al sur de Fresno, en la que produce una gama espectacular de verduras – tomates heirloom, pimientos púrpura, espinacas de agua y melón amargo, berenjena tailandesa y docenas más.

Cada fin de semana la familia atraviesa las parras para instalar un festín visual en los mercados de granjeros en Santa Mónica, Hollywood, Palos Verdes, Torrance y Hollywood. De acuerdo con un artículo publicado en el diario Los Ángeles Times sobre los Thao, reconocidos chefs de Los Ángeles hacen una fiesta alrededor de sus frutas y verduras.

Productos como las hojas de camotes, amaranto y belladona negro son esenciales para familias provenientes de Vietnam, Laos, Tailandia, Filipinas e India quienes buscan ingredientes para sus platillos tradicionales, pero el mercado es limitado. Ahora, los granjeros a pequeña escala como los Thao se encuentran en la cúspide de algo con un atractivo mucho más amplio.

Uno de sus cultivos es el de moringa, un árbol tropical que produce una gran abundancia de brotes que se venden en los mercados de granjeros en manojos de un dólar. La moringa es una verdura delicada que se puede agregar a las ensaladas, sopas y cualquier otro platillo. Tiene un rico sabor a nuez, terroso y ligeramente picoso. Aunque sabe bien, realmente es el perfil nutritivo de la planta el que está acaparando la atención.

El granjero de Fresno Vang Thao aparece frente a su plantío de moringa.

En la Internet, a la moringa se le conoce como árbol milagroso. Todas las partes de la planta son comestibles – las hojas tiernas pueden cocinarse o comerse frescas, la flor de la moringa es considerada un manjar, las vainas jóvenes del árbol pueden usarse como los ejotes, se dice que las semillas rostizadas contienen propiedades antibióticas y antimicóticas. Las raíces y corteza tienen un potencial medicinal, pero se necesita de más estudios para determinar la dosis correcta. Una porción de cien gramos de hojas de moringa contiene más proteína que una taza de leche, más hierro que una taza de espinacas y un alto contenido de calcio, potasio, vitaminas C y A.

La moringa es el súper alimento del 2018, de acuerdo con los observadores de tendencias de SPINS.com. Carrie Waterman, investigadora en nutrición de UC Davis, estudia el uso, producción y procesamiento de la moringa a nivel mundial. La experta se enfoca en el consumo de moringa para su aplicación terapéutica en el tratamiento contra el cáncer, HIV y la enfermedad del intestino inflamado.

Vang vende pequeños manojos de brotes de moringa a un dólar en un mercado de granjeros.

Ruth Dahlquist-Willard, asesora de granjeros a pequeña escala de Extensión Cooperativa de UC para los condados de Fresno y Tulare, reconoce a la moringa como un potencial suplemento económico para las familias granjeras del sureste asiático las cuales están comercializando verduras y hierbas especiales entre las comunidades inmigrantes.

“Moringa es un árbol tolerante a las sequías conocida por su contenido nutritivo”, indicó Dahlquist-Willard. “Creemos que podría mejorar la viabilidad económica de las granjas a pequeña escala de nuestra comunidad. Estamos ayudando a granjeros a pequeña escala con el desarrollo y mercadeo de la moringa y sus productos”.

Apoyar a los granjeros que cultivan la moringa en la promoción de su producto entre nuevos compradores es uno de los objetivos del proyecto de la moringa de UCCE, una cooperación entre el Programa de Investigación y Educación Agrícola Sustentable de UC (UC Sustainable Agriculture Research and Education Program), el cual fue financiado con una beca para cultivos de especialidad del Departamento de Alimentos y Agricultura de California. Lorena Ramos, la líder del proyecto, trabaja en el desarrollo del material de promoción, oportunidades de divulgación y opciones de valor añadido.

La líder del proyecto de moringa de UCCE, Lorena Ramos y Vang Thao muestran un pimiento púrpura.

Aunque para muchos grupos de inmigrantes usar moringa es como su segunda naturaleza, expandir su venta incluye demostrar lo fácil que es incluirla en la cocina. Dahlquist-Willard y Ramos pidieron la asistencia de otro sector de Extensión Cooperativa de UC – el Programa CalFresh de Educación sobre Nutrición de UC . UCCE ofrece educación sobre nutrición en las escuelas y comunidades para niños y familias que son elegibles a los programas de nutrición del USDA. Cada año, los estudiantes de nutrición de la Universidad Estatal de Fresno realizan prácticas de dos semanas en UCCE. En el 2018, unas de sus tareas es desarrollar recetas creativas y saludables para incorporar la moringa. Entre las recetas se encuentran la avena nocturna, pesto, batidos, guacamole y bocadillos energéticos – todos con moringa.

“Estamos publicando las mejores recetas para compartir con el público para ayudarles a agregar esta nutritiva hoja verde en sus dietas”, manifestó Ramos.

Las recetas y muestras de moringa estarán disponibles durante la Feria de Alimentos de Fresno (Fresno Food Expo), el próximo 26 de julio, en la que UCCE contará con un puesto para promover e introducir la moringa entre los granjeros, chefs, compradores y consumidores del área de Fresno y compartir información sobre sus beneficios para la salud, versatilidad culinaria y habilidad de sostener económicamente a granjeros a pequeña escala de los condado de Fresno y Tulare que cultivan este vegetal.

La moringa fresca puede agregarse fácilmente a muchos platillos.

A continuación te ofrecemos una receta ideal del USDA para incorporar la moringa en tu dieta:

Quesadilla con verduras a la parrilla

Ingredientes

Aceite en aerosol
1 calabaza mediana (zucchini), en cuadritos
½ cabeza de brócoli, en trocitos
1 chile verde, en cuadritos
1 cebolla mediana, picada finamente
1 zanahoria, pelada y rallada
16 tortillas de harina (6 pulgadas)
12 onzas de queso, rallado
½ taza de hojas de moringa

Preparación

  1. Lava todas las verduras.
  2. Reúne, corta y ralla todos los ingredientes antes de empezar a preparar la receta.
  3. Rocía un sartén grande con el aceite en aerosol. Agrega la calabaza, brócoli, chile y zanahoria. Cocina las verduras a fuego medio durante cuatro o cinco minutos, revolviendo frecuentemente. Retíralos del sartén y colócalos en un plato limpio.
  4. Rocía de nuevo el sartén con aceite y coloca una tortilla sobre él. Agrega media taza de verduras y 1/3 de taza de queso. Esparce varias hojas de moringa sobre la tortilla.
  5. Cubre con otra tortilla. Cocina a fuego medio durante dos a tres minutos o hasta que el queso empiece a derretirse y la tortilla de abajo empiece a dorarse.
  6. Dale vuelta a la quesadilla. Cocina durante otros dos a tres minutos hasta que la tortilla se dore.
  7. Repite los pasos del cuatro al seis para preparar más quesadillas.
  8. Corta cada quesadilla a la mitad o en cuatro partes, sirve caliente con tu salsa favorita u otro tipo de acompañamiento. 9.Refrigera las sobras en las siguientes dos horas.
  9. Cómelas enlossiguientestres ocinco días.
    La coordinadora de proyectos de nutrición de UCCE, Evelyn Morales, hace una demostración de recetas con moringa.
    Michael Yang (izquierda), asistente agrícola de UCCE y Vang Thao disfrutan de un melón recién cosechado durante su visita al campo.
Posted on Monday, July 9, 2018 at 6:52 PM

Alimentación escolar: respaldando la salud de los niños y el sistema alimentario local

In English

El servicio de alimentos escolares representa una industria multimillonaria que tiene un impacto en las vidas de más de 30 millones de estudiantes (en su mayoría) de bajos recursos. Esta industria provee dos terceras partes de las comidas estudiantiles (desayuno y almuerzo) y bocadillos, durante todos los días de la semana y con frecuencia, también durante el verano, contribuyendo con una porción grande a los nutrientes que los niños y jóvenes consumen durante su niñez. Para ser elegibles a almuerzos gratuitos, una familia de tres debió ganar menos de 26,208 dólares durante el año escolar 2016-17.

Los directores del servicio de alimentos escolares tienen una gran responsabilidad en sus manos: alimentar a los menores todos los días cumpliendo con muchos requisitos y con muy poco dinero. La tasa de reembolso actual por los alimentos provistos a los estudiantes en California es de 3.31 dólares, la cual requiere que se incluyan al menos media taza de frutas o verduras y la opción de elegir un alimento de grano integral, una proteína y leche baja en grasa o descremada. Los niños de primaria de hogares con mayores ingresos pagan alrededor de tres dólares por las mismas comidas.

 
Primer (izquierda) con la supervisora de cocina, Shannon Cox, en el inicio de su Programa de Comidas de Verano. Fotografía: Andrea Keisler

Así que, cuando las mandarinas enlatadas de China son más baratas que una mandarina local, ¿cómo afecta esto las decisiones del director de servicios alimenticios al hacer elecciones sustentables y saludables?

De acuerdo con Erin Primer, directora de servicios de alimentos del Distrito Escolar Unificado de San Luis Coastal, los directores de servicios de alimentos cuentan con mucho poder para hacer elecciones saludables (o no muy saludables). Primer es una campeona en alimentos escolares, a la cual llaman “la mejor dama del almuerzo”. La primera incursión de Primer en el servicio de alimentos institucional fue en la industria privada y banquetes. Allí aprendió a llevar a cabo las cosas, ser competitiva y finalmente, cómo servir mucha comida que la gente apetezca comer.

Primer le da crédito a su experiencia por permitirle ver las cosas de una forma más creativa.

“Debido a mi experiencia con los banquetes, nunca me vi limitada con lo que la escuelas dicen que no podemos hacer con los alimentos. "Nunca dejé que eso me abrumara. Cuando vine a trabajar con los alimentos escolares, me encantó el tener la libertad de resolver problemas y conectar todos los puntos con todos los requisitos y luego alimentar a los niños”.

¿Cómo se alimenta a los niños con comidas sanas y, a la vez, se toma en consideración el amplio impacto de las decisiones que se hacen al comprar los alimentos? Primer dice que todo se reduce a la participación, es un juego de números. ¿Cuántos estudiantes y familias seleccionarán comidas escolares en un cierto día? Para Primer, eso representa tres mil almuerzos y dos mil desayunos al día – un número que le gustaría ver crecer.

¿Cuáles son algunas de las estrategias para incrementar la participación para que más niños consuman los almuerzos escolares? Para Primer y muchos directores de servicios de alimentos que están aceptando el reto de alimentar a nuestra próxima generación, se trata de servir buenos alimentos. Es muy fácil quedar atrapado en las malezas del ambiente regulatorio de los alimentos escolares y aunque seguir las reglas es increíblemente importante, también es importante pensar sobre los alimentos que se sirven. Primer asegura que le gusta pensar sobre el plato completo y lo que realmente tiene sentido servir a los niños. Tienes que seguir preguntándote: “¿se lo comerán los niños?” y “¿tiene sentido?”.

“Empezamos por preguntarnos a nosotros, ¿sabe bien? ¿Es de buena calidad? ¿Envía el mensaje que deseamos enviar? Y si no es así, no lo hagamos”, expresó Primer.

Una de los cambios más grandes que Primer hizo a sus menús fue, primero, deshacerse de la comida chatarra. En el mundo de las comidas escolares, puedes encontrar donas de chocolate y cereales de canela y azúcar que cumplen con las regulaciones del programa de comidas escolares del USDA. En muchos casos, las compañías procesadoras de alimentos han reformulado productos alimenticios populares para cumplir con los requisitos. Al agregar granos integrales o reducir el contenido de azúcar, grasa o sodio a un producto, pueden venderlos en las escuelas, aun cuando nunca se pueda encontrar esta misma versión del producto en las tiendas. Cuando los estudiantes ven estos productos en la escuela, eso puede enviarles mensajes encontrados sobre qué es lo que debe incluirse como parte regular de una dieta saludable.

La hamburguesa mixta. Siga a Primer por Instagram @slcusdfood

El siguiente cambio que llevó a cabo y continúa haciéndolo fue incrementar la compra de alimentos producidos localmente y eliminar alimentos que no pueden obtenerse localmente. Ella puede incluir en el menú, carne de ganado local alimentado en pastizales en una “hamburguesa mixta” la cual incluye champiñones para hacerla más grande, darle más sabor y económicamente factible. También se convirtió en una de los primeros directores de servicios alimenticios en usar granos locales, como el farro, cultivado en una granja localizada a menos de quince millas de su oficina. Además, ha levantado algunas olas al reemplazar los plátanos en su menú con otras frutas locales, como el kiwi.

Cuando se vive en la costa central de California, se encuentra uno con una abundancia de alimentos locales disponibles la mayoría de los meses del año. Sin embargo, “local” no necesita ser una barrera para los directores de servicios alimenticios. Definir lo que es “local” o “regional” depende de cada distrito o institución, el cual debe tomar en consideración el paisajismo agrícola que le rodea y los alimentos que están disponibles de manera confiable.

El último paso, pero muy importante, es que Primer está trabajando en contar su historia. Trabaja con socios de forma creativa y para vender los alimentos escolares a todas las familias de su distrito sin importar sus ingresos. Su meta es preparar comidas que todos los niños quieran comer y los padres comprar. Ha colocado fotografías en sus camiones de entrega promoviendo los alimentos locales que sirven todos los días y habla con personas importantes, maestros, padres y miembros de la junta escolar en cada oportunidad que tiene.

Promoción de los alimentos y granjas locales a través de la semana del Huerto a la Cafetería. Fotografía: @slcusdfood

¿Qué le estamos dando de comer a nuestros niños? ¿De dónde proviene? ¿Qué impacto tienen en nuestro mundo nuestras decisiones de compra?

Estas sonlaspreguntas alasque setienenqueenfrentartodoslos díaslosdirectores deservicios dealimentosinstitucionales, estén o noconscientes deello. Laforma en laquerespondan aesaspreguntas tendrá unimpacto deamplioalcance ennuestrascomunidades yfuturasgeneraciones.

Los camiones de entrega tapizados con propaganda que promueve los alimentos saludables. Fotografía: @slcusdfood

Productores obtienen ideas para ahorrar en mano de obra durante el Día de la Uva en UC

In English

¿Reemplazarán algún día las máquinas el romántico cultivo a mano de uvas para vino? Un viñedo “sin contacto” es parte de la investigación más reciente sobre escasez de mano de obra, malezas y manejo de plagas, realizada por científicos de Extensión Cooperativa de UC y discutida durante el Día de la Uva, celebrado el pasado 6 de junio en la estación Oakville de UC Davis, localizada en el epicentro de la región vitivinícola de California.

Aproximadamente 200 productores de uva para vino, asesores vinícolas y otras personas de la industria asistieron con el fin de conocer lo más reciente en investigaciones de Extensión Cooperativa de UC. Administradores vinícolas de bodegas como Fork in the Road y Pine Ridge Vineyards, a compañías vitivinícolas de Fortune 500, como Constellation Brands, se reunieron en el viñedo experimental de la estación de investigaciones. Varios representantes de compañías de equipo para viñedos trajeron consigo sus máquinas para demostrar las habilidades que tienen para sacar maleza, podar y cuidar del dosel.

Este rociador de tres líneas fue uno de los cuatro accesorios del tractor que fueron mostrados.

Abordando la escasez de mano de obra

Para ayudar a los productores a atraer y retener a los trabajadores agrícolas, Monica Cooper, asesora de Extensión Cooperativa de UC para el condado de Napa, y su asistente de investigación, Malcolm Hobbs, llevan a cabo un sondeo entre los trabajadores agrícolas para determinar los factores que afectan su satisfacción laboral. Determinaron que el número de mujeres empleadas se ha incrementado rápidamente en el condado de Napa a partir del 2013. “Las mujeres podrían estarse moviendo al grupo de trabajadores para llenar las vacantes dejadas por la reducción de trabajadores hombres que inmigran a USA en busca de trabajo agrícola”, señaló Cooper.

Ellos planean proveer a las compañías que participan con recomendaciones personalizadas para reclutar y retener a los empleados.

“También generaremos un resumen genérico que compartiremos ampliamente con participantes y no participantes al final del estudio. Por ahora, no podemos llegar a conclusiones o recomendaciones generales porque la recopilación de información continua”, manifestó Cooper. “Nuestro objetivo es distribuir nuestro reporte final este invierno, así que estén al pendiente”.

Para ayudar a los productores a reducir la necesidad de mano de obra, el especialista en viticultura de Extensión Cooperativa de UC, Kaan Kurtural,diseñó un viñedo de demostración “sin contacto” que es manejado mecánicamente. El viñedo mecanizado es uno de seis sistemas de espalderas que estudia en torno al uso de agua, el uso eficiente de nitrógeno y producción y calidad del fruto en la uva para vino.

El asesor en viticultura Francisco Araujo señaló que la industria vitivinícola depende de las investigaciones de UC “Si encontramos formas de obtener una calidad máxima junto a niveles de producción eso pagará por el incremento en los costos de producción, es la única manera que podemos ser sustentables ahora y en el futuro”.

“Siempre buscamos formas de mejorar la producción y calidad y reducir el costo”, dijo Francisco Araujo, director de viticultura para Atlas Vineyard Management. “Ante la escasez de mano de obra a la que nos enfrentamos ahora, Kaan explora nuevos sistemas de producción que incluyen nuevas espalderas, mecanización, diferentes tipos de mecanización desde poda hasta aclareo de brotes y retiro de brotes del tronco. El experto obtiene información actualmente sobre cómo es que estos nuevos sistemas de espalderas influirán en la producción y calidad”.

El experimento del viñedo que no requiere de pizca a mano empezó primero como una demostración, pero con el interés de los productores, se convirtió en un proyecto de investigación completo.

“Empezó como una forma de ahorrar dinero en el costo de mano de obra, pero cuando empezamos a ver el aspecto fisiológico de cómo crecen estas plantas, vimos los beneficios desde el punto de vista de calidad, además del ahorro en mano de obra”, indicó Kurtural, quien tiene su base en el Departamento de Viticultura y Enología de UC Davis.

Un viñedo tradicional en el área de Napa se encuentraproximadamente a 36 pulgadas sobre el suelo con los brotes verticales fijos con alambres, los cuales se mueven manualmente.

Ahorro de agua

“Dijimos, ‘¿por qué no invertimos en el sistema?' Cultivamos todos los troncos altos y colocamos todos los cordones bilaterales a alrededor de 62 pulgadas sobre el suelo del viñedo, de esa manera, podemos acercar más las hileras”, dijo Kurtural, quien supervisa el viñedo experimental de 40 acres en Oakville. Las hojas crecen hacia abajo para generar la misma área de hojas de un viñedo tradicional, pero las hojas en el viñedo mecanizado usan el agua de manera más eficiente, por lo que el viñedo sin contacto requiere menos agua comparado con los sistemas de viñedos tradicionales.

“Este es un sistema denso, es de 1.5 metros por dos metros, casi 1,340 plantas por acre – hasta aquí estamos utilizando de un tercio a un cuarto de acre pie de agua”, agregó Kurtural.

Remover los brotes mecánicamente abre el dosel para permitir la entrada de más luz solar. Esta máquina corta malezas de una a dos pulgadas por debajo de la superficie de la tierra.

“Ahora, nos cuesta alrededor de un dólar la operación de mano de obra para el manejo de cada planta en un viñedo tradicional de casi 1,300 plantas por acre en Costa Norte”, senaló Kurtural. “Las plantas que no requieren ser tocadas nos están costando alrededor de siete centavos en operación de mano de obra”.

“El mayor gasto es la podada, después de ello, pasamos por lo que se conoce como deschuponado de los troncos, lo cual aquí se hace también de manera mecánica y después de eso se realiza la remoción de brotes para abrir el dosel. Eso también se hace de manera mecánica. Después, si se necesita, se retiran hojas, algo que también se hace de manera mecánica. Y un último recurso, si la cosecha es mucha, se sacude el exceso de bayas con una cosechadora”.

El sistema convencional produce cinco a seis toneladas por acre, mientras que el viñedo mecanizado produce de siete a ocho toneladas por acre.

“Estos racimos producen mucho menos bayas que un viñedo manejado tradicionalmente a mano, pero el tamaño de las bayas es también muy pequeño, algo que a los productores de vino les gusta”, explicó el experto.

Durante la cosecha, las uvas que son pizcadas por una máquina son clasificadas a bordo de la cosechadora para que lleguen al vinario en tamaños uniformes, mientras que las uvas cosechadas a mano, tienen que ser clasificadas en una charola antes de ser colocadas en el tanque de la prensa.

“Producimos vinos esta uva el año pasado y los comparamos con los de viñedos tradicionales. No fue hasta que les dijimos a la gente de qué se trataba, que pudieron distinguir entre la calidad de la fruta o el vino”.

Esta máquina corta malezas de una a dos pulgadas por debajo de la superficie de la tierra.

Manejo de malezas y plagas

John Roncoroni, asesor sobre plagas para granjeros de UCCE en el condado de Napa, habló sobre el control de malezas en las parras jóvenes.

En el pasado, muchas de los viñedos eran fumigados para el control de enfermedades antes de plantar y eso también ofrecía un control contra las malezas para las parras jóvenes.

“Con la pérdida de la mayoría de los fumigantes que se usaban en los viñedos, con frecuencia se hacía el deshierbe a mano”, dijo Roncoroni. “Un incremento en el costo y una reducción en la mano de obra han hecho del deshierbe a mano algo impráctico. El cultivo mecánico, en este punto, es muy impreciso, ya sea que deja malezas muy cerca de las parras jóvenes o causa daño al acercarse mucho a ellas”.

Los cartones protegen a las parras jóvenes, pero el uso de “herbicidas en parras de menos de tres años es un proyecto arriesgado”, advirtió John Roncoroni.

Las cubiertas en las parras jóvenes permiten el uso de muchos herbicidas post surgimiento para controlar las malezas, pero Roncoroni advirtió que la aplicación de los herbicidas post surgimiento en las parras que no están protegidas por corteza madura podrían dañar o hasta matar a las parras.

“El uso de herbicidas en las parras de menos de tres años es un proyecto arriesgado”, manifestó Roncoroni. “Siga todos los requerimientos de la etiqueta, poniendo atención especial a las recomendaciones del suelo y riego”.

Lynn Wunderlich, asesor de Extensión Cooperativa de UC para Central Sierra y Franz Niederholzer, asesor de Extensión Cooperativa de UC para los condados de Colusa, Sutter y Yuba, hicieron una demostración sobre cómo calibrar los rociadores y obtener un rocío uniforme cuando se aplican fungicidas.

Para probar la uniformidad del rociador, se debe usar en las parras polvo humectable o papel sensible al agua, recomendaron los asesores de Extensión Cooperativa Lynn Wunderlich y Franz Niederholzer.

En el 2016, los investigadores de UC Davis identificaron un membrácido de la alfalfa (Three-cornered alfalfa hopper), Spissistilus festinus, como vector del virus de la mancha roja del viñedo (Grapevine red blotch virus). Cindy Preto, candidata al doctorado del Departamento de Entomología y quien asiste a los científicos de UC que estudian la biología del membrácido de la alfalfa y plantas huéspedes, ofreció un resumen de su investigación.

Araujo, el asesor en viticultura, dijo que él y sus colegas valoran la investigación de la universidad. “El Valle de Napa es un lugar donde la calidad es fundamental, sin embargo, cada vez más y más nos enfrentamos a una escasez de mano de obra, tenemos inflación y los costos de producción se están incrementando”, indicó. “Si encontramos formas de obtener una calidad máxima junto a niveles de producción eso pagará por el incremento en los costos de producción, es la única manera que podemos ser sustentables ahora y en el futuro”.

Posted on Tuesday, June 19, 2018 at 8:53 PM

Voluntarios del Programa Maestro para Conservar Alimentos de UC trabajan con comunidades tribales

In English

El Programa Maestro para Conservar Alimentos de UC mantiene una participación activa con las comunidades tribales de los condados de Humboldt y Del Norte. De hecho, los voluntarios de este programa han estado preparando mermelada desde el 2017 a través de 15 seminarios que han organizado para los miembros de la comunidad tribal.

Lena McCovey, maestra en conservación de alimentos de UC se prepara para caramelizar cáscaras de naranja. (Fotografía: Barbara Goldberg)

Kella Roberts, de Servicios Unidos de Salud para los Indígenas (United Indian Health Services), ha ayudado a más de 280 miembros de la comunidad a mejorar su salud y bienestar – un frasco, un deshidratador y una bolsa para congelar a la vez. Sus talleres apoyan los esfuerzos existentes en las comunidades tribales para darles el poder a individuos, familias, tribus y comunidad para tomar decisiones saludables.

Roberts, junto con sus compañeros voluntarios del Programa Maestro para Conservar Alimentos de UC, merece el reconocimiento por coordinar e impartir clases sobre la preservación de alimentos para nuevas audiencias. El grupo adoptó métodos para ayudar a quienes padecen diabetes reduciendo el azúcar en la recetas e impartieron cuatro talleres sobre la elaboración de mermelada de jengibre, calabacita y naranja y fresas usando pectina. 

Tanto adultos como jóvenes aprenden a preparar mermelada de fresa. (Fotografía: Barbara Goldberg)

Más de 130 jóvenes y adultos que participaron en cuatro talleres pasaron por el proceso de triturar y deshidratar bayas para elaborar láminas de fruta de fresa y betabel con sus propias manos. 

Miembros de la comunidad aprenden a preparar mermelada de fresa. (Fotografía: Barbara Goldberg)

Roberts mantiene el interés crocante al impartir talleres sobre kosher dills, ejotes y betabeles en vinagre. Chips de col rizada y otras golosinas crujientes con beneficios saludables que fueron resaltados durante un taller de la Conferencia Manos en la Salud (Hands on Health Conference). Entre otros talleres sobre conservación de alimentos se incluyeron la elaboración de puré de manzana y deshidratación de frutas.  

Voluntarios del Programa Maestro para Conservar Alimentos de UC realizan tareas de difusión entre las comunidades tribales. (Fototrafía: Barbara Goldberg)

Para incrementar la participación, estos talleres fueron realizados en lugares en los que los miembros tribales se reúnen y viven, incluyendo las rancherías de Bear River Band de Rohnerville, Big Lagoon, Blue Lake, Elk Valley y Resighini y la comunidad indígena Cher-Ae Heights de la ranchería Trinidad, la tribu Wiyot, la Nación Tolowa Dee-Ni' y la Reservación Yurok.  

Busca aquí un programa Maestro para Conservar Alimentos de UC en tu área si deseas participar y compartir las técnicas sobre conservación casera de alimentos con tu comunidad. El programa utiliza métodos basados en la investigación para enseñar a los californianos las técnicas para la conservación casera de alimentos.

Los puestos de fresas venden bayas frescas y directamente del campo

Nathan Punh (izquierda), habla con la asesora de UCCE, Margaret Lloyd, quien trabaja con cerca de 60 granjas Mien en el área de Sacramento.

In English

Las babosas, caracoles, hormigas, afidios y ácaros arañas y un clima inclemente conspiran en contra de los productores de fresas que desean cosechar las frutas perfectas para su venta. . 

“El cultivo es un trabajo pesado”, señaló Fam Lee, mientras sacaba malezas de entre las plantas de fresas. Lee y su esposo Nathan Punh se encuentran entre los 60 granjeros originarios de Mien del área de Sacramento, quienes solicitan las recomendaciones de Margaret Lloyd, asesora de granjas a pequeña escala de Extensión Cooperativa de UC.

Fam Lee examina las plantas de fresas en busca del daño causado por insectos y babosas. “Aun cuando no somos granjeros orgánicos, siempre hemos querido serlo”, dijo.

“Aunque no somos granjeros orgánicos, siempre hemos querido serlo”, dijo Lee. “Por ejemplo, tenemos babosas y hormigas y le preguntamos a Margaret si podíamos colocar cebos orgánicos para babosas alrededor de las plantas siempre y cuando no toquen las fresas. Ella nos dijo que es la mejor manera de hacerlo. Trabajamos muy de cerca con el personal de nuestra extensión”.

En el área de Sacramento, muchas de las granjas que son propiedad de familias originarias de Mien son atendidas por equipos conformados por el esposo y esposa. La típica pareja trabaja granjas de uno o dos acres, pizcando fresas para venderlas el mismo día en un puesto ubicado en la calle, el cual representa la principal fuente de ingresos para la familia.

Mouang Saetern cosecha las fresas.

“Muchos de ellos crecieron en granjas de Tailandia o Laos cultivando verduras o arroz o frijol de soya”, mencionó Lloyd, quien sirve a granjeros de baja escala en los condados de Sacramento, Solano y Yolo. “Muchos de ellos tienen experiencia agrícola así que cuando llegan a este país, buscan también un estilo de vida agrario”.

Algunos de los granjeros originarios de Mien nunca habían visto una fresa antes de llegar a California, pero eligieron el cultivo de alto valor para maximizar el rendimiento en sus pequeñas parcelas.

Para ayudar a los granjeros originarios de Mien a establecer granjas de fresas exitosas, Lloyd les actualiza en torno a nuevas regulaciones y comparte con ellos consejos sobre el cultivo durante una reunión anual de extensión, los visita en sus granjas y graba videos haciendo demostraciones sobre cómo hacer cosas como usar composta para fertilizar sus cultivos.

Visitar las granjas Mien le facilita a Lloyd (derecha) la tarea de hacer demostraciones para los granjeros que no hablan un inglés fluido.

“Debido a las barreras lingüísticas, ir hasta la granja con regularidad es una parte importante del trabajo”, manifestó Lloyd, quien se une al personal del Centro Nacional para una Tecnología Apropiada (NCAT, por sus siglas en inglés) para asistir a los granjeros originarios de Mien.

“Una vez que estamos en la granja, podemos comunicarnos en persona con mayor facilidad”, indicó la experta. “Con frecuencia se trata de la identificación de plagas, así que les enseño a usar una lupa e identificar arañas ácaros, áfidos y el insecto lygus”, por ejemplo”.

“Muchos de ellos tienen niños que hablan inglés con fluidez, así que si ellos no lo hablan con fluidez, sus hijos les ayudan”.

La variedad de fresa albion patentada por UC produce fresas grandes y dulces.

Durante los pasados cinco años, Lee y Punh han cultivado y vendido fresas en un puesto de granjeros en Bond Road, entre Bader y Bradshaw, en Sacramento. Cultivan las dulces y delicadas variedades como Albion, Chandler, Santa Rosa y Seascape de las cuales a algunas no se les encuentra en los supermercados porque las fresas no resisten muy bien ser almacenadas y transportadas. Ellos empiezan típicamente a cultivar las fresas a finales de marzo y a pizcarlas entre julio y agosto dependiendo del clima. Este año, las lluvias y heladas de primavera arruinaron las primeras fresas.

Los consumidores conocedores piden ciertas variedades por su nombre, manifestó Lloyd. La chandler es muy buscada por los consumidores por su delicada pulpa y sabor dulce. La albion produce fresas más grandes que también son muy sabrosas”.

Los puestos de granjeros ya establecidos, como uno ubicado en Florin Road en la avenida South Watt, se ganan la lealtad de sus clientes quienes esperan ansiosos a que abran para comprar fresas.

Debido a que las fresas que se venden en los puestos de la carretera se pizcan frescas diariamente, los granjeros esperan hasta que las fresas están perfectamente maduras antes de pizcarlas.

Lee empieza a cosechar sus fresas a mano al amanecer de lunes a sábado.

“Empezamos a las 5:45, en el momento en que podemos ver y pizcamos hasta las 8 en punto. Ese es nuestro objetivo”, dijo Lee. “Para las 8:30, queremos abrir nuestro puesto y vendemos hasta que se acaban todas las fresas”.

Los padres de Lee con frecuencia conducen hasta Alameda para ayudarlos con la pizca de fresas.

Algunos puestos de granjeros ofrecen verduras, como estas cebollas moradas, para complementar la venta de fresas.

Para extender la temporada de las ventas en el puesto, algunos granjeros originarios de Mien suplementan la venta de fresas con otro tipo de bayas, mermelada de fresas y verduras. Cultivan arándanos y moras, tomates, chiles y ejotes y algunas veces verduras de especialidad como melón amargo.

“Cultivar fresas no es algo fácil, pero es un trabajo que se disfruta”, señaló Lee.

 

Con el fin de ayudar a los consumidores a encontrar los puestos de las granjas Mien, Extensión Cooperativa de UC creó un mapa para el área de Sacramento en http://bit.ly/strawberrystands.

Lloyd actualizó un mapa que muestra las ubicaciones de alrededor de 60 puestos de fresas en el área de Sacramento en http://bit.ly/strawberrystands.
Posted on Wednesday, May 30, 2018 at 4:40 PM

First story  |  Next 5 stories | Last story

 
E-mail
 
Webmaster Email: jewarnert@ucanr.edu